España fue el cuarto país con más hectáreas quemadas por incendios forestales en 2018

Publicado 31/10/2019 17:24:39CET
Incendio forestal en el paraje Pinar del Tábano en Manilva.
Incendio forestal en el paraje Pinar del Tábano en Manilva. - PLAN INFOCA

   BRUSELAS, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Un total de 12.793 hectáreas fueron arrasadas en España en incendios forestales de más de 30 hectáreas a lo largo de 2018, la cuarta mayor cifra de toda la Unión Europea después de Portugal (37.357 hectáreas), Suecia (21.605 hectáreas) e Italia (14.649 hectáreas), según consta en un estudio publicado este jueves por la Comisión Europea.

   En concreto, España registró 104 incendios que superaron las 30 hectáreas quemadas, un número inferior a los 147 registrados en Italia pero superior a los 86 de Portugal, los 79 de Reino Unido y los 74 de Suecia.

   La cifra de hectáreas arrasadas en estos incendios en España, sin embargo, es la menor desde 2008 y un 10% inferior a la registrada un año antes. El documento subraya además que, a pesar de que se registraron fuegos de estas características todos los meses del año, el 48% de los daños ocurrieron en agosto.

   Esto se debe, principalmente, a los incendios registrados en las regiones de Valencia y Huelva, en los que ese mes se quemaron 3.228 hectáreas y 1.744 hectáreas, respectivamente. De todas las hectáreas quemadas en España el pasado año, 5.274 hectáreas (41%) pertenecían a zonas protegidas por la red Natura 2000.

   En total, España registró 7.143 incendios en 2018, que arrasaron con una superficie total afectada de 25.162 hectáreas. Se trata, no obstante, de cifras bastante inferiores a las medias observadas en la década inmediatamente anterior, que se sitúan en los 12.573 fuegos anuales y las 101.411 hectáreas quemadas.

   Por lo tanto, el número total de incendios cayó un 43,19% el pasado año con respecto a la década anterior. Los incendios pequeños (como mucho de una hectárea) se redujeron un 37,75%, mientras que la cifra de fuegos de más de una hectárea disminuyó un 53,67%.

   El informe también resalta que España registró el año pasado tres incendios que superaron las 500 hectáreas arrasadas. El más grande ocurrió en agosto en Llutxent (Valencia) y arrasó 3.146 hectáreas afectadas, seguido por el de Nerva en el mismo mes (1.894 hectáreas), mientras que el tercero, en Santa Columba del Curueño (León) afectó en mayo a una superficie de 645 hectáreas.

   Estos incendios arrasaron con una superficie de 5.276 hectáreas, lo que supone un 20.97% de todas las zonas quemadas el año pasado por sólo tres fuegos que representan el 0,04% del número total de focos.

   El informe anual sobre incendios forestales publicado por el Ejecutivo comunitario recoge datos tanto de Europa como de Oriente Medio y del norte de África. Según el estudio, los incendios forestales destruyeron el año pasado casi 178.000 hectáreas de bosques y tierras en toda la Unión Europea.

   Esta superficie arrasada representa menos de la sexta parte de la que se quemó un año antes y es inferior a la media a largo plazo, pero el número de países europeos que sufrieron grandes incendios fue mayor que nunca.

Contador