Publicado 15/06/2020 17:50:12 +02:00CET

El Gobierno calcula una inversión anual de 38.000 millones y un ahorro de 18.000 hasta 2040 con el nuevo comercio de CO2

La vicepresidenta cuarta del Gobierno, Teresa Ribera, durante un coloquio científico en el Real Jardín Botánico durante el Día Mundial del Medioambiente. En Madrid (España), a 5 de junio de 2020.
La vicepresidenta cuarta del Gobierno, Teresa Ribera, durante un coloquio científico en el Real Jardín Botánico durante el Día Mundial del Medioambiente. En Madrid (España), a 5 de junio de 2020. - Eduardo Parra - Europa Press

   MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno calcula que la modificación del régimen de comercio de emisiones de gases de efecto invernadero, cuyo proyecto de ley el Gobierno remitió este miércoles al Congreso de los Diputados para su tramitación, podría generar en España inversiones anuales de hasta 38.000 millones de euros y un ahorro anual de 18.000 millones al año durante las dos próximas décadas, según recoge el análisis de impacto económico que recoge el proyecto.

   De acuerdo con las previsiones del Ejecutivo, la norma no tendrá "previsiblemente impacto" sobre los gastos públicos de forma directa, ni supondrá mayor gasto en personal.

   Sin embargo, respecto a los ingresos públicos, refleja que, según el último informe de la Comisión Comisión Europea sobre el mercado europeo del carbono, los cambios legislativos que se han acordado en los últimos años a nivel europeo han permitido abordar el excedente de oferta de derechos de emisión en circulación y que presionaban el precio del derecho a la baja.

   Los cambios normativos, con los que la legislación española se adapta a las directivas europeas en esta materia, incluye el llamado 'back-loading', que es el establecimiento de la Reserva de Estabilidad del Mercado, así como las medidas que han reforzado en la UE, cuyos efectos ya han reducido el volumen de subasta de derechos de emisión. En este sentido, el Gobierno augura que el excedente de derechos seguirá disminuyendo en los próximos años.

   A juicio del Ejecutivo, ese efecto ha incrementado la "confianza" de los participantes en el mercado y se ha traducido en un incremento "muy notable" del precio del derecho de emisión, que ya se sitúa en 25 euros, lo que refuerza la "señal" del precio del carbono. No obstante, en el texto, al que ha tenido acceso Europa Press, se señala que se debe ser "cauto sobre expectativas de futuro".

   En todo caso, añade que el incremento del precio del derecho de emisión tiene una "incidencia positiva" a nivel presupuestario en España en tanto que los ingresos procedentes de los ingresos de derechos de emisión que recibe España "se han visto significativamente incrementados en los últimos meses".

   En concreto, señala que en 2018 se ingresaron 1.300 millones de euros frente a cifras de años anteriores que oscilaban en torno a los 400 millones y que en 2019 se ingresaron más de 1.200 millones. Sin embargo, el texto presentado insiste en la "necesaria" cautela dada la "incertidumbre que existe respecto del precio del derecho de emisión, como se ha visto con la crisis del COVID-19, cuya consecuencia ha sido una bajada del precio hasta los 15 euros".

   Este estudio económico añade también otro impacto añadido, que es el ahorro adicional del 11 por ciento de las importaciones de energía en 2030 que, unido a los beneficios para la salud y la mejora de la contaminación atmosférica, estima que generará entre 7.000 y 13.500 millones hasta 2030.