Actualizado 01/08/2009 17:56 CET

Incendios.- El presidente del Parlamento canario dice que "es un fuego de dimensiones enormes y que ha hecho mucho daño"

Desde 1975 un incendio no calcinaba casas habitadas en núcleos urbanos en la isla de La Palma

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Parlamento de Canarias, Antonio Castro Cordobez, ha admitido hoy que el fuego que desde la pasada noche se ha declarado en la isla de La Palma y que ha obligado a evacuar a unas 4.000 personas "tiene unas dimensiones enormes y ha hecho mucho daño en la vegetación, y en viviendas habitadas y deshabitadas".

Castro recordó en declaraciones a Europa Press que ya en 1975 hubo un incendio de similares características y que calcinó "viviendas, establos y graneros". "No es la primera vez que hay un incendio tan grave", dijo haciendo alusión a aquel fuego que se originó en el municipio de San Andrés y Sauces y desplazándose por Barlovento, Garafía, Puntagorda alcanzó Tijarafe, afectando a todo el norte de la isla.

"Lo que sí es la primera vez es que un incendio forestal que rodea a un núcleo urbano", añadió Castro que expuso que los barrios de Los Canarios y Las Indias, en Fuencaliente, se vieron rodeados durante la pasada noche por las llamas. En este punto, Castro recomendó que ninguna persona ajena a los equipos de extinción se aproxime a las zonas afectadas.

Sobre el avance de las llamas, el presidente del Parlamento de Canarias indicó que se originaron en Tigalate, en Mazo, y que pronto avanzaron hacia Fuencaliente, en el sur de la isla. "Actualmente se dirige a El Paso y Los Llanos a ambos lados de la carreteras", informó Castro que esperó que los equipos terrestres puedan atajar las llamas en la Ermita de Santa Cecilia aprovechando las coladas de un volcán reciente, "de unos doscientos años", y dónde hay muy poca vegetación. "Si no se pudiera controlar ahí habría que alertar a los municipios de El Paso y Los Llanos", finalizó.