Actualizado 15/03/2012 16:00 CET

Incendios.- WWF pide colaboración ciudadana en un año de "alto riesgo" de fuegos porque el 96% son intencionados

Incendio forestal
EUROPA PRESS

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La organización conservacionista WWF solicita la colaboración ciudadana en un año de "alto riesgo" de incendios forestales, ante las condiciones de sequía meteorológica de los últimos meses, y por el hecho de que el 96 por ciento de los fuegos son causados por el ser humano.

Así, pide que se extreme la implicación de la ciudadanía para evitar que el fuego se convierta en un "factor catastrófico" para los bosques durante 2012. En este contexto, la ONG subraya que los incendios forestales que se han registrado en lo que va de año en Galicia, Castilla y León, Cataluña y Aragón --que afectan a más de 2.000 hectáreas-- demuestran que 2012 será "un año especialmente complicado" para los bosques por la amenaza del fuego.

En lo que va de año se han quemado más de 15.000 hectáreas, cuando la media del decenio son 11.000 hectáreas y 4.500 en 2010, por ello, apela a la sociedad para que se responsabilice de la lucha contra los incendios, ya que el 96 por ciento son provocados por el hombre, de manera intencional o accidental. "Hay que evitar el uso del fuego", insiste WWF.

De este modo, precisa que las causas principales de los incendios son la quema negligente de los restos agrícolas, el uso inadecuado de maquinaria en el medio rural, el abandono de basuras, las colillas o las quemas no autorizadas. A estas se suman los conflictos de intereses personales, contra los que WWF reclama "la mayor firmeza posible" y la colaboración ciudadana con las fuerzas de seguridad del Estado identificando a los culpables para evitar la impunidad.

Para el responsable de bosques de WWF, Félix Romero, los ciudadanos deben implicarse de forma activa en la lucha contra este problema, no solo eludiendo el uso del fuego, sino también denunciando a los resposables porque los incendios son "un delito contra el patrimonio natural".

Igualmente, insiste en que la crisis económica y los recortes presupuestarios "no deben convertirse en una causa más" del fuego y, por ello, pide a las administraciones públicas que no reduzcan sus efectivos de lucha contra el fuego y que sigan invirtiendo en medios para combatirlo.

Por otro lado, destaca que los mecanismos de extinción se han consolidado como "punto fuerte" durante los últimos años y que gracias a esto el 99,8 por ciento de los fuegos se apaga de antes de que se conviertan en un gran incendio forestal (más de 500 hectáreas).

Al mismo tiempo, pide el desarrollo de un Plan Estratégico EStatal de los ecosistemas y recursos forestales, definiendo objetivos comunes y apostando por el fomento del uso de los productos y servicios forestales locales en una economía más sostenible.

Otro aspecto que estima necesario es la restauración forestal de las zonas degradadas con proyectos "coherentes" con la reconstrucción del territorio y conforme a los criterios evaluables dirigidos a que los bosques no sigan siendo vulnerables a nuevos incendios.

"El uso responsable de los recursos forestales ofrece una gran oportunidad económica que, en este contexto actual, debe ser impulsada tanto desde el sector público, como privado"", ha apostillado.