Publicado 06/12/2014 18:13:16 +01:00CET

La Junta cede al zoológico de Córdoba un autillo, dos búhos chico y una gallineta atendidos en el CREA de Jaén

Búho chico en el zoo de Córdoba
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA

SEVILLA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha cedido al zoológico de Córdoba cuatro ejemplares que han sido atendidos en el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas 'Quiebrajano' de Jaén (CREA).

En un comunicado, el delegado territorial de Agricultura y Medio Ambiente, Julio Millán, ha destacado que se trata de un autillo y dos búhos chico, que "están incapacitados para desenvolverse en libertad en el medio natural, pero que pueden jugar un papel muy importante en materia de educación y sensibilización ambiental". A estos se une una gallineta, que se encuentra en proceso de recuperación.

Señala que para que estos animales salven su vida resulta fundamental la colaboración ciudadana. No en vano, casi la mitad de los que llegan al CREA lo hace por esta vía.

"Los ejemplares que aún después de su tratamiento no quedan en condiciones adecuadas para reintegrarse al medio natural, porque han sufrido lesiones que no se lo permiten, son cedidos a centros de cría en cautividad, centros investigadores o de educación ambiental, o a entidades colaboradoras con la Consejería en la conservación de fauna silvestre protegida", ha puntualizado Millán, que ha detallado que en el caso de la gallineta, si quedara totalmente recuperada y apta para la suelta en el medio natural, los agentes de Medio Ambiente se encargarían de ella.

El delegado ha valorado la buena labor que se desarrolla en el CREA, donde se dispone de unas instalaciones adecuadas según las peculiaridades físicas y etológicas de los animales. "Se ha convertido en una referencia para la recuperación de aves, para lo cual dispone de uno de los primeros voladeros ovales que se construyeron en España para su musculación", ha detallado.

El CREA 'Quiebrajano' se fundó en 1989 y, desde entonces, ha atendido a miles de ejemplares de especies amenazadas y protegidas, que han ingresado heridos o enfermos, con el fin de reincorporarlos de nuevo al medio natural. Funciona en el marco de una RED de CREA de Andalucía, coordinados desde la Dirección General de Gestión del Medio Natural. En cada provincia, el centro acoge a los animales de su territorio y, si es necesario, se trasladan de unos a otros, porque están más especializados en determinadas especies.

Durante el pasado ejercicio, ingresaron en el 'Quiebrajano' un total de 479 animales, de ellos 403 llegaron vivos y 76 muertos. De éstos, 466 fueron aves --el 96 por ciento de ellas, rapaces--, nueve mamíferos (ardilla, garduña, gineta, murciélago rabudo, tejón, erizo europeo occidental) y sólo ingresaron cuatro reptiles (camaleón común y galápago leproso). La especie que representó un mayor número de ingresos en 2013 fue el cernícalo primilla (47 ingresados vivos), seguido del búho chico (50 ingresos), autillo (49 ingresos), cernícalo vulgar (42 ingresos), además de vencejos, mochuelo común, ratonero común, buitre leonado y águila calzada.

Más de la mitad de los animales ingresados son, de nuevo, reincorporados al medio por los Agentes de Medio Ambiente (58%), una vez recuperados.