PACMA acusa al Gobierno de echarse al monte por los votos de extrema derecha y le exige prohibir los festejos taurinos

Silvia Barquero
PACMA - Archivo
Publicado 19/12/2018 14:44:28CET

   MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La presidenta del Partido Animalista, Silvia Barquero, ha acusado al Gobierno de "echarse al monte" para "cazar" los votos de los taurinos y cazadores arrastrados por las políticas de extrema derecha sin que le importe la vida de más de 20 millones de animales y ha vuelto a exigir al Ejecutivo el fin de los "sádicos" festejos taurinos.

   Tras las declaraciones realizadas este miércoles en el pleno del Congreso de los Diputados por el ministro de Cultura y Deportes, José Guirao, en las que ha asegurado que el Gobierno no va a prohibir los toros, ha afirmado que el PACMA no va a dejar de reclamar el fin de la tauromaquia porque este movimiento social "es imparable".

   Barquero ha recordado que antes de prometer su cargo como responsable de Cultura y Deportes, Guirao se declaraba animalista y ha denunciado que su respuesta "deja en evidencia, una vez más, el nulo interés del Gobierno de Pedro Sánchez en avanzar en materia de protección animal".

   Además, ha asegurado que el PACMA no va a dejar de reclamar el fin de estos "sádicos festejos" porque le respalda un movimiento social "imparable al que tendrán que escuchar muy pronto".

   A ese respecto, ha adelantado que "en unos meses" el PACMA estará en las instituciones y confía en que eso supondrá "un antes y un después" para los animales porque su partido está "a favor" de las tradiciones pero "en contra" de la tauromaquia.

   "Al resto de partidos les importa más su rédito electoral que los veinte millones de animales que mueren cada año en España bajo las balas de los cazadores o las decenas de miles que son torturados en festejos taurinos", ha añadido.

   Barquero recuerda a Guirao que el Gobierno tiene sobre la mesa la Ley General de Protección y Bienestar para los Animales, que califica de "herramienta legal" del PACMA para acabar con "este y otros muchos" problemas que padecen los animales.

   Finalmente, ha calificado la postura del Gobierno de "dejadez gubernamental" ante la tortura animal "institucionalizada" que muestra la apuesta del Gobierno por mantener los "violentos" festejos taurinos y hacer "oídos sordos" a las reivindicaciones del movimiento animalista.