Las políticas climáticas mundiales llevarán al planeta a un incremento global de temperatura de 3,3ºC en 2100

Publicado 11/12/2018 16:45:32CET
- MUSEO HISTÓRICO DE BIZKAIA - Archivo

   KATOWICE (POLONIA), 11 Dic. (REUTERS/Ep) -

   La suma de políticas climáticas mundial actual está dirigiendo al planeta hacia un incremento de la temperatura global de 3,3 grados centígrados al final de siglo, un objetivo muy superior a los 2ºC fijados como tope de incremento térmico y de más del doble del reto de rebajar este aumento a 1,5ºC que los científicos consideran necesario para evitar daños irreparables.

   Así, las temperaturas medias mundiales van camino de exceder por mucho la meta fijada en el Acuerdo de París en 2015, según el informe Carbon Action Tracker (CAT), publicado este martes en el marco de la XXIV Cumbre del Clima que se celebra en Katowice (Polonia).

   CAT es un consorcio de investigación de tres grupos europeos que reconoce que se han producido algunos avances, ya que hace un año la senda dirigía al planeta a un aumento de temperatura a final de siglo de 3,4 grados centígrados.

   Sin embargo, el informe estima que si los Gobiernos implantan las políticas planificadas o adicionales a las actuales en trámite, se podría limitar el calentamiento a 3 grados. Con todo, este objetivo es un grado superior al compromiso de 2 grados centígrados.

   Con este pronóstico 3 grados centígrados, el grupo de investigadores alerta de que podría suponer la pérdida de los arrecifes de coral tropicales, los glaciares alpinos, el hielo marino del Ártico y un derretimiento irreversible del hielo de Groenlandia que elevaría los niveles del mar en el mundo, según el Grupo de Expertos de la ONU sobre cambio climático (IPCC, por sus siglas en inglés).

   El IPCC anunció el pasado mes de octubre que es posible mantener y limitar el aumento de temperatura en 1,5 grados centígrados si se realizan cambios rápidos y sin precedentes en el comportamiento humano.

   El informe subraya los avances en la "dirección correcta" hacia la reducción de emisiones desde el acuerdo de 2015 por parte de países como Argentina, Canadá, Chile, India y la Unión Europea e insiste en que "si se extienden y escalan, estos esfuerzos combinados podrían comenzar a doblar la curva de emisiones globales".

   Sin embargo, denuncia la situación de países como Estados Unidos, Australia, Brasil, Indonesia, Rusia y los Emiratos Árabes Unidos porque estos no han dado pasos atrás, pero tampoco han avanzado.

Para leer más