Ramos asegura que España "está a la cola" de Europa en fiscalidad medioambiental y se pueden "explorar" otros impuestos

Actualizado 05/06/2013 14:03:15 CET

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, ha asegurado que España "se encuentra a la cola" de los países europeos en materia de fiscalidad medioambiental y ha admitido que "se pueden explorar" otros impuestos que se utilizan en la UE y que "tienen un valor".

Ramos, en una entrevista en 'Los Desayunos' de TVE con motivo del Día Internacional del Medio Ambiente recogida por Europa Press, ha asegurado que "no está en discusión" una nueva subida de los impuestos de hidrocarburos ya que tiene "unas consecuencias sobre el ciudadano que quizás no sean las más deseables en este momento". Pero ha admitido que existen otros tributos medioambientales que "serían más novedosos y que pueden ser útiles", sin precisar cuáles.

El objetivo de estos nuevos impuestos sería, según el responsable de Medio Ambiente, "desplazar impuestos tradicionales hacia impuestos ambientales fomentando aquellas conductas que son más respetuosas con el entorno y gravando las que son menos".

El secretario de Estado ha asegurado que en medio ambiente, se "necesitan aliados" y ha reconocido que ya existen "empresas que demuestran compromisos y pese a la crisis implantan prácticas vanguardistas". Para Ramos, que España sea un país comprometido con el medioambiente "es una buena imagen porque un país turístico tiene que ser sostenible y limpio con su entorno".

En cuanto a las emisiones de CO2, Ramos ha recordado que España "ha cumplido con el protocolo de Kioto" pero ha admitido que "no se pueden seguir comprando derechos de emisión fuera de España". La solución, según ha explicado, es incentivar proyectos nacionales. En este sentido ha mencionado el programa Clima, en cuyo marco se darán ayudas a 50 proyectos que demuestran que pueden reducir emisiones.

Ramos ha asegurado que la idea es avanzar hacia una sociedad "en la que el que más contamine más pague" y con este objetivo se está realizando una revisión fiscal para ir "hacia una imposición más verde".

LEY DE COSTAS

Sobre la Ley de Costas, el secretario de Estado ha dicho "no tener ningún temor" a que el Tribunal Constitucional pueda realizar alguna rectificación del texto. Ha insistido en que "se trata de una ley muy pensada y meditada y dar respuesta a la protección del litoral y seguridad jurídica".

"No puede volver a ocurrir que alguien compre una casa ante notario, la inscriba en el registro de la propiedad y luego, sorpresivamente, resulte que no es dueño de ella sino que está en dominio público como pasó en el año 1988", ha argumentado Ramos. Para el secretario de Estado "el conflicto entre conservación del medioambiente y necesidades de las personas y desarrollo económico hay que superarlo, es pasado".

Sobre la demolición del complejo 'Algarrobico', ha recordado que está pendiente de la sentencia del Tribunal Supremo y todo indica que "anulará la licencia". Ha recordado que la nueva ley prevé 'la cláusula Algarrobico' que permitirá evitar en el futuro estas situaciones.

Por otra parte, se ha referido a las inundaciones que se están registrando en Centroeuropa y ha asegurado que "España está en mejores condiciones que otros países de la UE" para afrontar situaciones de este tipo por las infraestructuras realizadas aunque ha admitido que "hay que seguir mejorando para prever fenómenos que cada vez son más extremos".

Ramos se ha referido también a los residuos que se generan en España y ha apuntado la necesidad de "avanzar en el concepto tradicional de basura que puede ser la materia prima de un nuevo producto". En este sentido, ha insistido en la necesidad de buscar "patrones de consumo más sostenible".

El secretario de Estado ha reconocido, no obstante, la mayor conciencia social de la población sobre la necesidad de conservar el medio ambiente. En este sentido ha asegurado que, pese a la crisis, "es ya un valor social y nadie quiere salir de la crisis hacia atrás, siendo menos conservacionista o teniendo menos conciencia ambiental".