Publicado 29/03/2022 16:56

El sector de mascotas pide al Gobierno que revise la nueva ley de bienestar animal para evitar fomentar el mercado negro

Un perro junto a su dueña
Un perro junto a su dueña - EUROPA PRESS

   MADRID, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El sector del cuidado de las mascotas ha reclamado al Gobierno que revise el proyecto de ley de bienestar y derechos de los animales porque advierten de que puede generar ineficiencias en los procesos de adopción y eleva el riesgo de fomentar el mercado negro en la compraventa de mascotas.

   Durante el I Encuentro Sociedad-Bienestar Animal, organizado este partes por distintas empresas del sector, los participantes han reclamado la revisión del proyecto de ley para responder de forma efectiva a las necesidades del sector y garantizar el bienestar animal.

   El proyecto de ley contempla la prohibición de la venta de mascotas en tiendas así como la intermediación del sector privado en los procesos de adopción y esto, según los ponentes, puede fomentar el mercado negro y privar a las protectoras, que "están al borde de su capacidad" de los recursos que les ofrecen las entidades privadas.

   Por ello, piden al Gobierno que la revise y tenga en cuenta las aportaciones y sugerencias de los operadores del sector. Entre los participantes figuran las asociaciones ASAC y AEDPAC; la protectora Amigos Cipa; y los grandes retailers como KIWOKO, Tiendanimal, Miscota, Koala, Mascotas Ávila y Verdecora.

   El presidente de AEDPAC, Fito Santa-Olalla, ha manifestado que el bienestar animal debe estar presente en todas las facetas de las compañías del sector animal y también en la del transporte. Por su parte, el especialista veterinario de ASAC, Ignacio Granados, opina que la prohibición es el fracaso de cualquier legislación y urge a lograr una regulación que atienda al bienestar de los animales y los intereses de las propias familias, los operadores del sector pero que, al mismo tiempo garantice un mercado "libre y legalizado que es, sin duda, la mejor vía para que esta nueva ley dé la respuesta que el sector necesita".

   En cuanto a los especialistas en comercio de animales de compañía, han advertido de que esa la prohibición "taxativa" de mascotas en tiendas físicas que recoge el anteproyecto de ley alude a los animales en general, y no sólo a perros, gatos y hurones como se viene hablando a nivel político.

   De ese modo, insisten en la necesidad de excluir de esta prohibición de manera específica a animales como conejos, ratones o aves, entre otros, que son "una opción de mascota para muchos hogares" y que podrían correr el riesgo de dejar de formar parte de las familias.

   "Prohibir la venta de estos animales en tiendas no es el camino más eficaz para lograr el objetivo que todos buscamos y defendemos de alcanzar el abandono cero, pero sí para promover el mercado negro y la venta irregular de mascotas, al perderse la trazabilidad de los animales", ha asegurado el CEO de Grupo IskayPet (KIWOKO y Tiendanimal), Marcos Ruao, que ha propuesto implantar un modelo de venta similar al de Holanda, que ha logrado en el último lustro una tasa de abandono del cero por ciento.

   Así, Ruao ha destacado que los resultados de es experiencia indican que la solución al abandono no pasa por prohibir la venta en tiendas autorizadas sino por "controlar, educar y concienciar a la población".*

   Por su parte, desde Grupo Buddy, su director ejecutivo, Vincent Jornet, y el director ejecutivo de Verdecora, Fernando de Ángel, han apostado por implantar un modelo de regulación que prime el cuidado animal. De ese modo, ve necesario regular la tenencia pero también en ese proceso opina que es preciso incluir a los profesionales encargados de su cuidado "cuya prioridad no es otra que velar por el bienestar animal en su futuro hogar".

   A ese respecto, Jornet ha añadido que el comercio físico además de ganar en accesibilidad facilita los cuidados

   Por su parte, Jornet ha añadido: "son muchas adecuados e incluye exigentes políticas que hacen posible el bienestar animal en su actividad y que van desde el servicio de los proveedores hasta la atención al cliente".

   Por otro lado, los asistentes han coincidido en que ese aspecto puede generar ineficiencias en los procesos de adopción y que las protectoras podrían perder un gran apoyo que, actualmente, les ayuda a unir posibles adoptantes con mascotas necesitadas.

   La presidenta de la asociación Amigos Cipa Madrid, Yolanda Domínguez, ha insistido en que, si se elimina la intermediación de los retailers en los procesos de adopción, se deben buscar e implantar nuevas herramientas que permitan suplir "su importante labor".

   "La prohibición de que las tiendas continúen ayudándonos va a entorpecer el incansable trabajo que realizamos desde las asociaciones y protectoras de encontrar un hogar y una familia para todos animales de los que ahora nos hacemos cargo", ha puntualizado Domínguez.