Teresa Ribera: "Me ha parecido una metedura de pata importante del presidente del CSN la carta al Congreso"

Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros
Eduardo Parra - Europa Press
Publicado 28/02/2019 18:08:38CET

   MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha calificado de "metedura de pata importante" el envío de una carta, por parte del presidente del Consejo de Seguridad Nuclear, Fernando Marti Scharfahaussen, a la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, en la que le advertía sobre la falta de idoneidad para al puesto de consejero en el organismo regulador de uno de los candidatos propuesto por el Gobierno.

   En declaraciones a medios de comunicación al término del Consejo Nacional del Clima, Ribera ha manifestado su opinión sobre la misiva enviada por el presidente del regulador nuclear y le ha afeado que esta actuación "excede con mucho de sus funciones".

   "Él no es quién para discutir la capacidad de análisis del Gobierno ni del Parlamento que es a quienes la ley reconoce la capacidd de análisis y del nombramiento", ha sentenciado sobre la actuación del presidente del CSN que no ve con buenos ojos la propuesta como consejero del portavoz de la campaña antinuclear de Ecologistas en Acción, Francisco Castejón.

   Aunque le ha agradecido "mucho" a Martí Scharfhaussen que tenga "tanto interés y esté tan disponible para seguir ejerciendo la Presidencia del CSN durante más tiempo", le ha recordado, sin embargo que su plazo en la Presidencia "vence" y que el Gobierno "ha decidido" renovar a los miembros del Consejo "con nuevos nombres".

   "Esto es bastante sencillo de entender y, por tanto, creo que se confundió al mandar esa carta a la presidenta del Congreso, por no entrar en más detalles", ha manifestado a los periodistas con expresión de cierto malestar.

MESES DE DIÁLOGO CON LOS GRUPOS POLÍTICOS

   En cuanto al proceso de nombramientos, ha admitido que le hubiera gustado presentar la propuesta al Consejo de Ministros "hace algún tiempo" pero ha estado esperando los "inputs de distintos actores", hasta que, finalmente el Ejecutivo decidió ejercer "con normalidad" su responsabilidad como Gobierno.

   Así, ha explicado que dado que había dos consejeros con mandato, uno vencido, otro jubilado y otros dos a punto de que expirase su mandato el 22 de febrero, el Gobierno quiso dar "total normalidad" a la renovación de las instituciones y por eso presentó su propuesta a debate del Parlamento.

   Ribera ha valorado también la postura del PP y de Ciudadanos en todo este proceso. Respecto al primero, ha criticado que durante este tiempo ha tenido "distintos posicionamientos" y ha ido "variando" hasta el punto de que el Gobierno ha esperado pero no podía hacer "dejación de funciones" por que el PP "no tenga interés" de participar en un determinado momento o según qué decisiones.

   "Es una responsabilidad del Gobierno y no de la oposición. Si pasan los meses y la cosas no avanzan, teníamos que ser responsables y presentar una propuesta y es lo que hemos", ha justificado la ministra sobre la tardanza en presentar a los candidatos tras meses de conversaciones con el PP.

   Por otro lado, sobre la decisión de Ciudadanos de levantarse y no participar en la votación de la Comisión para la Transición Ecológica de este miércoles, en la que se debatió la idoneidad de los candidatos a renovar el pleno del CSN, la ministra contextualiza esta "espantada" en el momento político sensible y se queda con lo que aconteció en el debate de la Comisión.

   Si bien, valora que con Ciudadanos el Gobierno tiene un "interés compartido" de ciertos aspectos "importantes" de transición energética y cambio climático, sobre todo en cuanto a las grandes tendencias aunque en ciertos aspectos haya visiones diferentes. "Quizá la gran foto es que la proximidad electoral dificulta las cosas", admite.

   Ciudadanos se levantó de la Comisión para la Transición Ecológica para no participar en una votación que, como en el caso de la renovación de RTVE, considera que es "una cacicada" de elecciones "a dedo".

   En este contexto, la ministra ve "legítimo" que haya diferencias sobre la "combinación de perfiles" de los candidatos a componer el pleno del regulador nuclear, ya que unos tienen una visión más generalista y otros son "más particulares" y entiende que estos enfoques "más diferentes" representan a la sociedad.

   Por último, ha precisado que una vez que la propuesta del Gobierno obtuvo una mayoría simple y no los tres quintos de los votos favorables de la Comisión, el Ejecutivo ha de esperar hasta el 15 de marzo por si se presenta un veto razonado por tres quintos de la Comisión para la Transición Ecoloógica, antes de proceder al nombramiento definitivo de los candidatos.

   En definitiva, para Ribera "lo que importa" es que los cuatro nuevos miembros del CSN sean "solventes", "autónomos" e "independientes", que no respondan a un determinado "interés privado" o empresarial y sean "capaces" acompañar, motivar y explicar las decisiones que se van a tener que someter al criterio del regulador.

Contador