Actualizado 06/09/2015 12:44 CET

Valencia y Castilla y León suman 8 de los 9 muertos por asta de toro este verano en España

Encierro de Cuéllar.
EUROPA PRESS

MADRID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

Al menos diez personas han fallecido este año en España por asta de toro en festejos taurinos populares y dos toreros han sufrido graves cogidas. Todos ellos eran varones y no hay ninguna mujer entre las víctimas de los astifinos, aunque sí una herida.

Así, según datos recopilados por Europa Press, la Comunidad Valenciana y Castilla y León encabezan la lista de muertos por toros, ya que seis personas perecieron en la primera y dos en la segunda.

De este modo, los festejos de 'bous al carrer' dejaron un muerto el 5 de julio en las fiestas taurinas en el Grao de Castellón; el 14 de julio en Pedreguer (Alicante). Ya en agosto, otro hombre perdió su vida en Gata Gorgos (Alicante) el día 4 y un joven de 32 años de edad murió el 15 de agosto en Museros (Valencia). Días más tarde, el 23 de agosto un hombre de unos 50 años falleció en Borriol (Castellón).

En esta comunidad autónoma, además se han registrado numerosos heridos por asta de toro. En concreto, según el balance provisional, un hombre fue alcanzado en el cuello por el asta de un toro el día 11 de agosto en Silla (Valencia); dos días más tarde, una vaquilla hirió a una mujer en Castalla (Alicante) y el 18 de agosto un total de 16 personas sufrieron heridas leves al escaparse un toro mientras era cargado en un camión después de los festejos de Moixent.

El balance de la comunidad sumó dos heridos más en Faura (Valencia) el 21 de agosto, otro más el 28 de agosto en Estivella (Valencia y dos heridos cerraron el mes el día 30 en Vilavella (Castellón).

Con todo, el balance de la Unión de Criadores de Toro de Lidia señala que los fallecidos han sido cinco, dos muertos menos que el año pasado. Según la Plataforma Antitaurina, en la Comunidad Valenciana han fallecido desde el año 2000 un total de 53 personas y otras 12.000 han resultado heridas en los festejos del 'bous al carrer'.

Por número de muertos, la segunda comunidad autónoma es Castilla y León, donde el balance provisional deja a estas alturas del año un total de dos muertos.

En concreto, una de las víctimas fue alcanzada por un toro en los encierros de Peñafiel (Valladolid) el 15 de agosto. Se da la circunstancia de que el hombre era concejal del Ayuntamiento de Traspinedo --un pueblo cercano--. Ese mismo día otra persona resultó herida por asta de toro aunque logró salvar su vida.

Mientras, en Cuéllar (Segovia) un hombre procedente de Rentería (Guipúzcoa) falleció casi en el acto a consecuencia del pinchazo en el corazón que le propinó un astado en su recorrido del encierro a la entrada de la localidad.

Al mismo tiempo, un joven de 18 años de edad resultó herido en San Juan de Carbonero (Segovia) por una cornada de diez centímetros en el glúteo izquierdo y por un traumatismo en la cabeza al caer al suelo.

En Pedrajas de San Esteban (Valladolid) un joven fue herido por una vaquilla, que le clavó el cuerno en el cuello durante una suelta en la plaza de toros.

El 18 de julio, el torero Saúl Jiménez Fortés sufrió una grave cogida en la localidad salmantina de Vitigudino. El astado le provocó un herida en la región mandibular inferior de unos 15 centímetros de profundidad y un traumatismo facial cervical, entre otras consecuencias.

Al mismo tiempo, un palentino de 28 años de edad también fue herido por asta de toro en el encierro de los Sanjuanes de Coria (Cáceres) el pasado 27 de agosto.

La Cruz Roja emitió un balance el pasado 21 de agosto en el que afirmaba que había atendido a un total de 96 personas entre el día 13 y el 18 de agosto, de las cuales una docena tuvieron que ser trasladados a hospitales, la mitad con heridas por asta de toro solo en la provincia de Valladolid.

En Navarra murió un hombre el 16 de agosto en Lerín, aunque se trataba de un vecino de Calahorra (La Rioja). Se trataba de un recortador que fue corneado por una vaquilla durante una exhibición que se había organizado con motivo de las fiestas patronales.

En Madrid, el 30 de agosto un hombre fue herido grave por asta de toro en Alcalá de Henares. Se trata de un vecino de 62 años de edad.

En lo que a Andalucía respecta, una anciano de 83 años de edad fue arrollado por un toro el 25 de abril por un toro ensogado de Beas de Segura (Jaén). Se trata de un vecino de Ciudad Real que días después fue trasladado a su localidad natal.

En Aragón, la única cogida grave fue la del torero Francisco Rivera el pasado 10 de agosto en la plaza de toros de Huesca. El toro 'Traidor' le corneó 25 centímetros en la zona derecha del bajo vientre.

Asturias, Galicia, Canarias, aunque en estas comunidades autónomas no hay tradición de festejos taurinos populares.