La A-44 (Jaén), la N-VI (Segovia) y la A-7 (Málaga), carreteras que más multas generaron en 2017 de toda España

Publicado 17/09/2018 14:29:43CET

MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

La A-44 en Bailén (Jaén), la N-VI en Segovia y la A-7 en Málaga son las carreteras que más multas generaron en 2017 de toda España, según se desprende del informe 'Atlas de Carreteras Más Multadas de España', elaborado por la empresa Marbesol a partir de datos facilitados por la Dirección General de Tráfico (DGT).

La vía donde se pusieron más multas fue la A-44 en Bailén (Jaén). El radar fijo de Puerto Carretero, situado en una bajada de un puerto de Granada a Jaén, generó 55.304 multas. Conocido por sus 'toboganes' (deformaciones en el asfalto), la rehabilitación de este tramo fue aprobada por el pasado marzo.

En segunda posición se encuentra la N-VI en Segovia. Con 55.000 infracciones durante 2017, el Alto del León es el segundo tramo más sancionado por los radares. Las autoridades locales subrayan el alto nivel de positivos durante los controles en ruta.

La tercera que más multas generó el año pasado fue la A-7 en Málaga. A pesar de extenderse desde Algeciras a Barcelona, la Autovía del Mediterráneo concentra sus dos puntos de más multas en Málaga. Concretamente, se trata de los radares en el Rincón de la Victoria (47.000) y Cerrado de Calderón (43.376).

Le siguen la N-240 en Huesca, en el tramo de Estrecho Quinto, entre Huesca y Barbastro. La excesiva aceleración en tramos rectos de la carretera apunta a ser el principal motivo de las 33.834 denuncias registradas.

También se cuela en el ránking la A-4 en Córdoba. La Cuesta del Espino en la Autovía del Sur entre Córdoba y Madrid es temida por sus curvas. Tras reducir la velocidad máxima a 100 kilómetros por hora, en 2017 sus radares registraron 30.912 multas.

Antiguamente considerada la carretera más peligrosa de Canarias, el sexto lugar lo ocupa la TF-13 en Santa Cruz de Tenerife. La instalación del radar en Vía de Ronda ha conseguido reducir el nivel de siniestralidad y multas, que aún siguen siendo elevadas con 30.152.

Finalmente, está la M-305 en Toledo. Se trata de una curva de doble carril entre Seseña y Aranjuez, que en 2017 produjo 24.950 multas.

MÁS INTENCIÓN RECAUDATORIA EN LOS AÑOS DE CRISIS

Según el informe, en el cómputo total de denuncias de tráfico por provincias, durante el periodo comprendido entre 2012 y 2017 destacan las regiones andaluzas (Cádiz, Sevilla y Málaga), así como las de Galicia (Pontevedra y La Coruña).

El análisis revela además una subida de las multas coincidiendo con los años de mayor repunte de la crisis económica, a partir de 2013, y se suaviza a medida que se acerca al periodo de recuperación, aproximadamente en 2017. Por ejemplo, Madrid pasó de 451.417 multas en 2012 a casi la mitad en 2017 (293.781). Según el documento, esta tendencia puede deberse a una mayor intención recaudatoria durante los años de crisis.

Con respecto a la recaudación, entre 2012 y 2017, la mayor recaudación por multas de tráfico se produjo en Andalucía (470,9 millones de euros), casi el doble que Castilla y León y Galicia, en el segundo puesto, con una recaudación de 252,14 millones y 213,85 millones, respectivamente.