Abusos sexuales online: ¿qué son y qué puedo hacer?

Abusos sexuales online: ¿qué son y qué puedo hacer?
Foto: EUROPA PRESS
 
Actualizado 14/12/2017 12:02:02 CET

MADRID, 7 May. (Daniel Rama, psicólogo) -

Marta tiene 12 años. Lleva hablando unos meses por Internet con Juan, al cual conoció en un chat. Al principio sólo hablaban por el chat, pero pronto se dieron los teléfonos, ya que había mucho feeling.

Marta y Juan pasan horas hablando por whatsapp. Son cibernovios. Juan lleva un tiempo intentando quedar "en persona". Marta se lo está pensando, pero empieza a sentir que llega el momento de conocer al que cree que es el amor de su vida.

Podría ser una bonita historia de amor adolescente, pero no lo es. Marta cree que Juan tiene 14 años. Sin embargo, Juan tiene 28 y es un abusador sexual.

Internet es también un medio para la socialización afectivo-sexual en el que se dan relaciones sanas pero existe el peligro del abuso sexual: "un abuso de poder de una persona sobre otra que afecta a la sexualidad del abusado".

¿QUÉ PUEDES HACER PARA PREVENIR UN ABUSO SI ERES PADRE O PROFESOR?

- Conoce el funcionamiento de las redes sociales, cuentas de correo electrónico y chats.

- Habla con el menor sobre el uso de Internet viendo con él los beneficios (hablar con compañeros de clase, leer noticias, jugar a juegos online, formación online) y riesgos de su uso (adicciones, abusos...)

-Enséñale a navegar con prevención mediante el uso de herramientas de control de las redes sociales para promover su privacidad y la protección de datos personales, el uso adecuado de la webcam para que el menor no envíe vídeos con contenido sexual de forma imprudente o le roben imágenes íntimas ("malware"), y no permitir etiquetas sin permiso ya que ayudará al menor a que antes de que una etiqueta suya sea publicada le sea solicitado un permiso previo.

De esta manera se podrán evitar que imágenes suyas sean vistas y compartidas sin su consentimiento.

- Establece reglas básicas de seguridad en el hogar:

1) Pon el ordenador en zonas comunes, si puede ser en un lugar de paso.

2) Establece claves de acceso comunes a toda la familia.

3) Implanta sistemas de filtrado que impidan acceder a contenido pornográfico.

- Intenta dar ejemplo al menor llevando a cabo todas las medidas y estrategias que quieras que lleve a cabo. Los niños y adolescentes suelen copiar los comportamientos de los adultos. De esta forma, estarás enseñándole a utilizar Internet de una forma indirecta.

- Pon límites al adolescente en el tiempo de navegación: el tiempo máximo diario debe ser una hora y media los días de diario y dos horas los fines de semana y vacaciones. El uso excesivo de Internet puede provocar problemas en su rendimiento escolar y en su vida social. A veces, los problemas surgidos por el uso inadecuado de Internet se ven en otras áreas de su vida.

- No le regañes cuándo esté ante algún peligro en la red. Es importante darle confianza para que pueda apoyarse en ti en vez de huir o encerrarse en sí mismo.

Y TÚ, QUE ERES MENOR, ¿QUÉ PUEDES HACER PARA PROTEGERTE?

- Agrega sólo a gente conocida. No aceptes en Facebook, Twitter, Tuenti, Instagram, Snapchat y otras redes sociales a personas que no conozcas.

- Piensa qué estás publicando antes de hacerlo. Minutos después todo el mundo podrá verlo y habrás perdido el control de esa información:

1) No publiques datos que te puedan identificar: el lugar dónde vives o dónde viven amigos o familiares, lugares que visitas asiduamente.

2) No envíes fotografías si no conoces personalmente al destinatario.

- ¿Darías tu número personal a un desconocido por la calle? Piensa antes de hacer lo mismo por la red. No des tu número personal a personas que no conozcas.

No quedes con extraños ni desconocidos. Si has establecido una relación con una persona que estás conociendo por la red, que sea en un lugar público, no vayas solo y coméntaselo antes a un adulto (hermano, primo, profesor...).

- Participar en un chat puede ser divertido, pero si alguien te molesta o te hace sentir incómodo, sal y comunícaselo a un adulto. Los chats de sexo son los lugares preferidos de los abusadores.

- Ante cualquier propuesta que te haga desconfiar, pregunta a un adulto, avisa, comenta. No lo dejes pasar.

- Si tienes alguna duda de si están intentando abusar de ti, puedes contactar con la policía nacional, la guardia civil, Fundación Alia2, Protégeles.

Tú puedes ser Marta. Tus hijos también. Igual que para tomar el sol en verano puedes usar protector solar o llevar una sombrilla para cubrirte, puedes aprovechar todo lo bueno que tiene Internet, sabiendo qué puedes hacer para no "quemarte en la red".

Daniel Rama Víctor
Psicólogo

PÁGINAS QUE PUEDEN AYUDARTE


Estudio de Seguridad Infantil y Costumbres de los Menores en Internet

Promoción del uso seguro y saludable de las nuevas tecnologías en la infancia y adolescencia

Manual práctico para padres que contiene juegos, libros, guías prácticas

Fundación Alia2

Oficina de Seguridad Internauta