AESVi pide pedagogía, formación técnica y reducción del IVA para fomentar el uso de sillas de retención infantil

Tráfico en la autovía A-3 durante la segunda fase de la operación salida por Semana Santa, a 27 de marzo de 2024, en Madrid (España). La Dirección General de Tráfico (DGT) puso en marcha la operación salida de Semana Santa el viernes 22 de marzo a las 15.
Tráfico en la autovía A-3 durante la segunda fase de la operación salida por Semana Santa, a 27 de marzo de 2024, en Madrid (España). La Dirección General de Tráfico (DGT) puso en marcha la operación salida de Semana Santa el viernes 22 de marzo a las 15. - Alberto Ortega - Europa Press
Publicado: miércoles, 10 abril 2024 15:00

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Alianza para la Seguridad Vial Infantil (AESVi) ha reclamado este miércoles más pedagogía para los padres, formación técnica específica para agentes de tráfico y una reducción del IVA de las sillas de retención infantil para fomentar su uso.

"Es escandaloso y muy preocupante que 317 niños y niñas viajen en coche sin un sistema de retención que proteja sus vidas y no encontramos ninguna justificación para estar viviendo una realidad tan grave", ha afirmado Elena Muñoz, miembro de AESVi, en relación con los resultados de la última campaña de vigilancia de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Ante estas cifras, el foro reclama pedagogía para padres, madres y adultos responsables de la seguridad de los pequeños en el automóvil. "Los datos de esta campaña de control de uso de sillas de coche demuestran que aún son muchas las familias que no han tomado conciencia de la importancia vital del sistema de retención infantil", ha argumentado.

Asimismo, la Alianza para la Seguridad Vial Infantil pide formación técnica específica para los agentes de tráfico "con capacidad sancionadora de manera que puedan determinar, sin ningún tipo de duda, si una silla está bien instalada y si ésta se utiliza de manera correcta".

También aboga por una reducción del IVA de los sistemas de retención infantil. "Reino Unido, Portugal, Croacia y Polonia son algunos países que aplican un IVA reducido a estos dispositivos de seguridad. España debe seguir esta estela ya que el gravamen actual del 21% convierte a estos dispositivos de seguridad infantil en productos prácticamente de lujo que, en muchos casos, quedan fuera del alcance de las familias, lo que supone que éstas busquen alternativas en el mercado de segunda mano o en portales extracomunitarios de venta online, con los riesgos que esto conlleva para la seguridad de los más pequeños", ha concluido.