Los afganos, segundo grupo en llegadas y peticiones de asilo, no entran en los cupos de la Comisión Europea

Publicado 29/09/2015 14:40:07CET
Llegadas Mediterráneo 2015 ACNUR
ACNUR

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los afganos constituyen en la actualidad la segunda nacionalidad en llegadas por el Mediterráneo, conforme los datos actualizados este martes por el ACNUR, y la segunda en peticiones de asilo a Europa, sin embargo, no entran en los cupos de reubicación aprobados por la Comisión Europea para aliviar la situación en Grecia e Italia, un sistema por el que sólo encontrarán acogida Estados miembros como España los nacionales de Siria, Irak y Eritrea.

En concreto, la última actualización de ACNUR revela que en lo que va de 2015 han llegado a la UE por mar 514.193 personas, el 84% de países emisores de refugiados. El 54 por ciento del total son sirios, el 13 por ciento afganos y el 7 por ciento eritreos, siendo estas las tres nacionalidades más numerosas. Los iraquíes aparecen en el quinto puesto, con un porcentaje del 3%, similar al de los nigerianos, que se sitúan en cuarto lugar.

La selección de la Comisión Europea no se basa sin embargo en las llegadas, sino en el porcentaje de aceptación de solicitudes que se registre en cada colectivo. "El mecanismo de reubicación sólo se aplicará a aquellos nacionales que tienen una tasa de reconocimiento de asilo en la Unión Europea igual o superior al 75 por ciento, siguiendo los datos de Eurostat del trimestre anterior", establece Bruselas. No es el caso de los oriundos de Afganistán.

Según esa estadística oficial, en el segundo trimestre del año 213.200 personas presentaron solicitud de asilo por primera vez en alguno de los países miembros. De ellos, 27.000 eran afganos, la segunda nacionalidad más numerosa por detrás de los sirios y una de las que registró un mayor incremento en términos absolutos respecto del año anterior, con 20.600 peticiones más.

Sin embargo, de las 117.800 resoluciones en primera instancia que dictaron en ese mismo periodo los distintos gobiernos, las relativas a afganos eran 2.500, cifra por debajo de las 25.500 que se emitieron sobre sirios, las 13.600 sobre kosovares, las 5.700 que afectaban a eritreos o las 5.300 para iraquíes.

El porcentaje de aceptación fue también inferior: mientras el 95% de las peticiones sirias, el 84% de las eritreas o el 87% de las iraquíes se admitieron en primera instancia, entre los afganos, la respuesta positiva llegó a siete de cada diez. La mitad de estos solicitantes de asilo habían formalizado su petición en Hungría.

"Para 2014, dos nacionalidades tienen una ratio en torno a este porcentaje, los sirios y los eritreos. De acuerdo con los últimos datos trimestrales, sirios, eritreos e iraquíes superaron ese 75%", explica la Comisión Europea en el informe sobre el programa de cuotas para concluir así que serán los nacionales de estos tres países quienes se beneficien de la reubicación.

En Bruselas se ha optado por este baremo con "dos objetivos". Por un lado, se trata de garantizar que "todos los solicitantes que están en una clara y urgente necesidad de protección pueden disfrutar de su derecho a la misma lo antes posible" y, por otro, de prevenir que aquellos que sin tener derecho hayan solicitado la protección prolonguen su estancia en la Unión Europea.

Con todo, la situación puede cambiar, ya que los perfiles se actualizarán cada trimestre en función de los datos, de modo que si los países de la Unión Europea empiezan a admitir a trámite más peticiones de afganos y se eleva la ratio por encima del 75%, podrían entrar como colectivo a proteger y por tanto, formar parte de los cupos de reubicación.

Para leer más