Arzobispo de Colonia dice que es una "falta de respeto" que comulguen los cónyuges protestantes de católicos

Publicado 09/09/2019 14:57:37CET

ROMA, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

El arzobispo de Colonia, el cardenal Rainer Maria Woelki, ha tachado de una "falta de respeto" que los cónyuges protestantes de fieles católicos comulguen como norma general, un tema que se está estudiando en Roma por orden del Santo Padre.

"Me parece que dar la Eucaristía a cónyuges evangélicos sólo porque ellos lo piden supone no tomar en serio las convicciones (es decir, la confesión de fe) de este cónyuge o las de la Iglesia", ha señalado el purpurado de la Conferencia episcopal alemana en una entrevista con revista 'Palabra', recogida por Europa Press.

"En la archidiócesis de Colonia estamos esperando el resultado antes de actuar; otros obispos han pensado que debían invertir ese orden. De todas maneras, yo soy muy escéptico sobre la conveniencia de fijar por escrito esas regulaciones pensadas para casos de excepción. De acuerdo con la concepción católica, ortodoxa y oriental, la comunión eucarística expresa una comunión eclesial plena o, en casos excepcionales, por lo menos muy amplia. A ese respecto nos encontramos todavía en camino respecto de las comunidades protestantes", ha comentado.

De este modo, ha lamentado que quien recibe la Comunión católica en la archidiócesis de Colonia sin pertenecer a la Iglesia católica, "desdeña de manera bastante tosca las convicciones de su anfitrión litúrgico". Se trata -según el purpurado- algo que "sucede con frecuencia" y que constituye "una falta de respeto" que "no es un buen signo ecuménico".

MENOS MISAS PARA FRENAR EL RETROCESO DE ASISTENCIA

Woelki también ha propuesto que se celebren menos misas para evitar que los fieles se dispersen en varias celebraciones eucarísticas y luchar así contra el "triste retroceso de la asistencia" agrupándolos.

"Si los fieles no se reparten tanto en varias Misas, sino que se agrupan más, crece el "radio" dentro del cual todos pueden asistir a Misa. De todas maneras, recomiendo adicionalmente que se haga de los lugares donde se celebra Misa centros de atracción religiosa, que den impulso espiritual a todo su entorno", ha señalado

Para el cardenal alemán, la problemática actual no es solamente que disminuye el número de sacerdotes, sino que en medida igual o aún mayor "desciende también el número de los fieles". "Hoy los católicos activos no tienen un porcentaje menor de sacerdotes, pero se amplían los espacios pastorales. Eso origina una mayor movilidad tanto de los pastores como de los fieles.

"Celebrar la Misa con más frecuencia no parece una carga excesiva para los sacerdotes, si se piensa por ejemplo en lo que los Apóstoles hicieron por Cristo. Ahora bien, hay que cuidar la dignidad de la celebración eucarística. Será difícil que un sacerdote que se apresura sin descanso de una Misa a otra pueda seguir celebrando dignamente el sacrificio redentor de la cruz de Cristo. De ahí que, en efecto, tendremos que reducir el número de Misas", ha señalado.

Asimismo, ha valorado el menor influjo social de la Iglesia y ha instado a las parroquias a concentrarse sobre todo en la "atención personal de los que se muestran abiertos e interesados". "El bloque unitario Estado-sociedad-Iglesia ya se ha deshecho, si es que existió alguna vez. Pero esto también ofrece nuevas oportunidades: hoy, quien cree de verdad es cada vez menos es un corredor "del pelotón" y cada vez más un confesor de la fe", ha manifestado en la entrevista.

MÁS PROTAGONISMO PARA LOS LAICOS

Por otro lado, se ha mostrado favorable a que aumente el protagonismo y la responsabilidad de los laicos en las comunidades cristianas en las parroquias, siempre y cuando estén bajo la "dirección" del sacerdote. "Los obispos y los sacerdotes, que hacen presente y ejercen este ministerio de Cristo, no pueden actuar de otra manera, aun estando muy agradecidos a los laicos por su colaboración mediante consejos y obras, sin los cuales no saldríamos adelante", ha reseñado.

Woelki también ha considerado que no existe ninguna relación entre la obligación del celibato y los casos de abuso sexual en la Iglesia si bien ha incidido en que "hay poderosas relaciones entre ellos y la Eucaristía".

Así, ha defendido el celibato entre los sacerdotes al señalar que "el mismo Cristo lo ha vivido". "Después de haber sacrificado a la misión una posible vida matrimonial y familiar, se entregó a sí mismo del todo en la cruz, y eso es lo que se actualiza en la Eucaristía", ha subrayado.

Contador

Para leer más