Betania acepta la invitación de los obispos para reunirse y remarca la importancia de ayudar a las víctimas de abusos

Publicado 22/11/2019 20:11:47CET

Betania acepta la invitación de los obispos para reunirse y remarca que es importante dar una ayuda a las víctimas de abusos

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la asociación Betania, para la Acogida y el Acompañamiento de víctimas de abusos en la Iglesia, Teresa Compte, ha asegurado que estarán "encantados" de reunirse con el secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello, para hablar sobre su experiencia en el acompañamiento de víctimas de abusos y de su petición de un fondo para ayudarlas económicamente.

"Estaremos encantados de atender a la invitación del secretario. Insistimos en que es muy importante que la Iglesia reconozca la verdad de lo sucedido y asuma su responsabilidad institucional con sus víctimas. Por eso es tan importante que les ofrezca algún tipo de ayuda. Supone decirles que no están solas, que a la Iglesia le importa su sufrimiento, que no mira para otro lado", ha indicado Teresa Compte en declaraciones a Europa Press.

Así se ha pronunciado después de que este viernes, el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, emplazara a Betania a mantener un encuentro y avanzara que el borrador sobre protección a menores en el que están trabajando no contempla indemnizar con carácter general a las víctimas de abusos sexuales por parte del clero.

"Las indemnizaciones de carácter general no están contempladas en el borrador", ha informado Argüello en la rueda de prensa posterior a la reunión de los obispos españoles.

La Asociación para la Acogida y el Acompañamiento Betania propuso el pasado lunes a los obispos españoles crear un fondo de compensación económica para las víctimas de abusos sexuales, siguiendo el ejemplo de otras conferencias episcopales como la francesa que prevé ayudas de entre 3.000 y 5.000 euros.

Asimismo, la alemana ha decidido elevar sustancialmente las indemnizaciones a víctimas de abusos tras pagar nueve millones de euros en ocho años, con una cuantía media de unos 5.000 euros.

El pasado mes de septiembre, la Iglesia germana anunció que una comisión mixta ha preparado dos modelos de compensación que ahora están sobre la mesa. El primero es ofrecer una indemnización a tanto alzado a cada víctima de 300.000 euros; mientras que la segunda modalidad supondría pagos de entre 40.000 y 400.000 euros según la gravedad de cada caso.

Si bien, la presidenta de Betania ha precisado que "no existe una sola fórmula" y considera que también es un referente el modelo de Irlanda, donde la Iglesia financia un servicio profesional e independiente de acompañamiento y terapia a las víctimas.

"Realmente, está ya todo inventado. Se trataría simplemente de decidir qué modelo se ajusta mejor a España. Lo primero y fundamental es que exista la voluntad de acompañar a las víctimas. SI de verdad hay voluntad de reconocer el daño causado, lo demás vendrá por añadidura", ha zanjado Compte.

Contador