Camioneros, taxistas y autoescuelas de España peregrinan a Roma este fin de semana para ver al Papa

Publicado 14/09/2018 18:41:41CET

MADRID, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un total de 70 conductores, entre camioneros, taxistas, profesores de autoescuelas, mecánicos, policías, guardias civiles y trabajadores de la ITV, participarán desde este domingo 16 hasta el próximo 20 de septiembre en una peregrinación a Roma para ver al Papa Francisco, organizada por el departamento de Pastoral de la Carretera de la Conferencia Episcopal Española (CEE), con motivo del 50 aniversario del departamento.

Durante estos días visitarán lugares emblemáticos de la ciudad, celebrarán la Eucaristía en la iglesia Domine Quo Vadis, donde San Pedro se encontró con Jesús en la carretera; y el miércoles asistirán a la audiencia con el Pontífice, al que entregarán una estola conmemorativa de estos 50 años diseñada por el director del departamento de Pastoral de la Carretera, José Aumente.

"En la estola pueden verse las líneas de la carretera, una rueda en la que los radios forman la Cruz, una Virgen, a la que yo he llamado Virgen de la Prudencia, con el niño Jesús en brazos sujetando un volante, y a San Cristóbal (el patrón de los conductores)", ha explicado Aumente en declaraciones a Europa Press.

Los peregrinos partirán desde distintos puntos de la geografía española (Canarias, Cataluña, Santander y Madrid, entre otras) aunque en esta ocasión no utilizarán el coche, el taxi o camión sino el avión, para desplazarse hasta Roma donde se encontrarán para visitar la ciudad y encontrarse con Francisco.

Además, entre los peregrinos, acudirá también una mujer en silla de ruedas que quedó paralítica tras sufrir un accidente de tráfico a los 23 años.

A todos los peregrinos, Aumente les regalará un libro de "oraciones para el buen viaje" con el que podrán rezar antes de arrancar el vehículo en su día a día. También llevará consigo unas estolas como la que regalarán al Papa para los sacerdotes que viajan en el grupo.

Con esta peregrinación también se recuerda la que a finales de septiembre de 1968, hace ahora 50 años, llevó a un centenar de camioneros a Roma para saludar y recibir la bendición del Papa Pablo VI.

La historia de la Pastoral de la Carretera comenzó unos años antes, un 24 de diciembre de 1962, Navidad. El sacerdote José Medina Pintado decidió hacer autostop en Robregordo, a noventa kilómetros de Madrid, a las 20,00 horas para que un coche le acercara a la Parroquia de Somosierra, en Madrid, donde iba a celebrar la Misa del Gallo.

Después de varios intentos fallidos, fue un camionero que viajaba a Burgos a reunirse con su familia el que le subió a la cabina de su camión. En ese breve recorrido Medina descubrió la dureza de aquella profesión: muchos días fuera de casa y una "tontería" en el motor podía retrasar su viaje e impedirle llegar a la cena de Nochebuena.

Esta conversación le alertó de la necesidad de salir al encuentro "de estos hermanos conductores" y así empezó su andadura la Pastoral de la Carretera.

En octubre de 1967 la Conferencia Episcopal Española creó el departamento de Apostolado de la Carretera, que fue como en un principio se denominó a esta Pastoral.

El nombre se ha modificado, pero su objetivo sigue siendo el mismo: "alentar el anuncio y la vivencia de la fe cristiana de los profesionales de la carretera, conductores, peatones y viajeros en el uso de la vía pública y de los vehículos", así como instar a una conducción "con responsabilidad".

El día 21 de mayo de 1968, la Comisión Episcopal de Migraciones, con motivo del Día Mundial sin Accidentes de Tráfico, publicó la primera Exhortación Pastoral, titulada: 'Espíritu cristiano y tráfico'. En diciembre de ese mismo año, con motivo de las fiesta de Navidad, se editó el primer cartel del Apostolado de la Carretera con el lema: 'Dios nace también en tu coche cuando le recuerdas en el camino'.