CEAR denuncia que los recortes e impagos amenazan su continuidad

Actualizado 12/03/2013 20:15:54 CET

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) ha denunciado que los recortes y los impagos de las administraciones públicas, que ascienden a 1,5 millones, amenazan su continuidad.

De esta forma, CEAR ha puesto en marcha una campaña de denuncia ante los recortes que viene sufriendo desde el año 2009 hasta la actualidad y que alcanzan a más del 50 por ciento de su presupuesto. Así, ha destacado que la deuda que mantiene con las administraciones procede de proyectos destinados a mujeres, hombres y familias q huyen de conflictos y violación de Derechos Humanos, por lo que "si ese dinero no llega pronto, todos los servicios que presta la Comisión a las personas refugiadas así como sus centros de acogida, desaparecerán".

Además, ha criticado que el "afán recaudatorio" de las administraciones, "someten a las ONG a exhaustivas fiscalizaciones de proyectos ejecutados y justificados años atrás, mientras que se condonan deudas a otras instituciones e incluso se ponen en marcha amnistías fiscales". Por todo ello, la entidad ha asegurado estar sufriendo "un estrangulamiento" que puede llevarle a su desaparición, a pesar de que su labor es "más necesaria que nunca" según demuestran las cifras de las ONU, con 8.000 refugiados diarios procedentes de Siria y más de 35 conflictos armados en el mundo.

Por último, CEAR ha apuntado que si desapareciera se cerrarían 300 plazas que acogen a más de 700 personas al año; cerca de las 7.000 personas que precisan protección internacional se quedarían sin asesoramiento jurídico; más de 15.000 personas dejarían de recibir atención social especializada necesaria para su integración social; y cerca de 5.500 dejarían de recibir orientación laboral especializada.