Actualizado 06/08/2019 17:26 CET

Celaá acepta una "actualización de miradas" para su proyecto de reforma de la ley educativa

La ministra de Educación y Formación Profesional en funciones, Isabel Celaá; el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez; y la secretaria de Educación y Universidades del PSOE, Mª Luz Martínez Seijo, durante su reu
La ministra de Educación y Formación Profesional en funciones, Isabel Celaá; el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez; y la secretaria de Educación y Universidades del PSOE, Mª Luz Martínez Seijo, durante la reunión. - Ricardo Rubio - Europa Press

Pedro Sánchez se compromete ante la comunidad educativa a destinar el 5% del PIB a educación en una legislatura si sale reelegido

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

La ministra de Educación y Formación Profesional en funciones, Isabel Celaá, ha admitido este martes que acepta una "actualización de miradas" para su proyecto de Ley Orgánica para la reforma de la Ley Orgánica de Educación (LOMLOE), también conocida para la 'Ley Celaá', aprobada en Consejo de Ministros el pasado 15 de febrero, el mismo día que se anunció el adelanto electoral, frustrando su tramitación parlamentaria.

En declaraciones a los medios tras participar en una reunión con representantes de la comunidad educativa junto al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, Celaá ha reconocido que su proyecto de reforma educativa "se retocará" en el Congreso si se acaba formando gobierno "con las propuestas de las formaciones políticas", aunque ha dicho que también aceptará sugerencias de la comunidad educativa.

"El programa está completo, pero estamos actualizando algunas miradas que proporcionan los colectivos con los que nos hemos reunido hoy", ha asegurado la ministra de Educación en funciones, señalando como una prioridad la aprobación de esta reforma cuando se produzca la formación de un nuevo ejecutivo.

Entre otras medidas, la 'Ley Celaá', que derogaría la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), aprobada en 2013 por el Partido Popular, contempla eliminar la asignatura de Religión como obligatoria en Bachillerato y que dejara de computar para la nota media, permite a las comunidades autónomas decidan el uso del castellano y otras lenguas cooficiales como "lengua vehicular", y también la posibilidad de titular Bachillerato con una asignatura suspensa.

"Es importante que la LOMLOE pueda ser vista por todos los parlamentarios para empezar a activar los cambios", ha dicho Celaá a la prensa, donde ha destacado de la reunión con representantes de la comunidad educativa, casi todos del sector público, la "coincidencia de objetivos" con el candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha abandonado el encuentro sin realizar declaraciones.

5% DEL PIB EN UNA ASIGNATURA

Durante el encuentro, Sánchez y Celaá también han abordado con los representantes de la comunidad educativa asuntos como la reforma del currículum académico, para "descargar carga enciclopédica", en palabras de la ministra en funciones, de la "importancia de la digitalización" y "de la dirección de los centros", o de la integración de la etapa de los 0 a 3 años.

Además, tal y como han asegurado los asistentes a la reunión, el presidente en funciones se ha comprometido a destinar, si logra ser reelegido, el 5% del PIB a la educación en una legislatura, un anuncio que ya realizó este pasado mes de julio en el Congreso de los Diputados durante el discurso de Sánchez al inicio del debate de su fallida investidura.

LA 'MAREA VERDE', CASI AL COMPLETO

Al encuentro, organizado por el PSOE y que forma parte de la ronda de consultas que Sánchez está desarrollando para elaborar una propuesta de gobierno para presentar a Unidas Podemos, han asistido sindicatos docentes como CCOO, ANPE, UGT, CSIF o STES; asociaciones de madres y padres como la Confederación Española de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (CEAPA) y de estudiantes como la Confederación Estatal de Estudiantes CANAE o FAEST.

La mayoría de estos colectivos forman la Plataforma en Defensa de la Educación Pública que protagonizó movilizaciones contra los recortes en educación bajo el manto de la 'marea verde'.

A la reunión celebrada en La Próxima Estación, un espacio polivalente situado a la orilla del río Manzanares, también han asistido representantes de la federación de directores de centros públicos FEDADI, la asociación de inspectores de educación ADIDE, el Movimiento de Renovación Pedagógica, el colectivo Por otra política educativa de Sevilla, la Fundación CIVES, la Liga Laica de la Ciudadanía y la Cultura Popular y la Unión de Cooperativas de Enseñanza.

Sin embargo, la invitación no ha llegado a más organizaciones de la educación concertada, como ha denunciado a Europa Press el presidente de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA), Pedro Caballero.

"Es una lástima porque representamos a un montón de familias y posibles votantes. Nos hubiera gustado oír lo que nos tuviera que decir y que hubiera escuchado cuál es nuestra situación y nuestras peticiones. Lo lamento profundamente y sólo me da a entender el sectarismo que tiene, porque en nuestra organización tenemos familias de todos los colores", se queja este representante de la educación concertada.

LA COMUNIDAD EDUCATIVA RECLAMA

Las 17 organizaciones que han acudido a la reunión han trasladado sus demandas al presidente del Gobierno en funciones. Desde el sindicato CCOO se ha reclamado "trabajar con decisión y valentía política" para blindar la educación infantil de las privatizaciones, realizar modificaciones curriculares en la enseñanza obligatoria y bachillerato y "activar un estatuto del profesorado con la necesaria carrera profesional".

Además, CCOO ha reclamado volver a reunir las competencias de Educación y Universidades en un único ministerio, algo que dividió Sánchez tras la formación de su primer gobierno al reunir la educación superior con Ciencia e Innovación en una cartera que desde entonces asume el astronauta Pedro Duque.

Por parte del sindicato docente ANPE, su presidente Nicolás Fernández ha calificado la reunión como "muy positiva" destacando que la educación será "un eje de legislatura" para Sánchez, como ha expresado el presidente en funciones en la reunión. Fernández también ha asegurado que Sánchez y Celaá "se han mostrado receptivos" a "ampliar y hacer más extensiva" la reforma educativa que diseñada por los socialistas.

Desde el sindicato CSIF, su responsable de educación, Mario Gutiérrez, también ha asegurado que Sánchez "se ha comprometido a ampliar la negociación" para mejorar la reforma educativa. Desde este sindicato, se ha apremiado al candidato socialista a resolver "las grandes carencias" del sistema educativo derivadas de la "inestabilidad política", reclamando un "pacto educativo" basado en consensos.

Las entidades que forman parte de la Plataforma en Defensa de la Educación Pública han valorado conjuntamente el encuentro en voz de Leticia Cardenal, de CEAPA. "Hay que intentar por todos los medios que empecemos septiembre con un gobierno para dar carpetazo de una vez por todas a la LOMCE", ha afirmado Cardenal, que ha negado sentirse "utilizada" al asistir a este encuentro organizado por el PSOE.