Un centenar de personas se concentra en Pamplona contra la ocupación de Irak y Afganistán

Actualizado 17/03/2007 15:42:25 CET

PAMPLONA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

Unas cien personas se concentraron este mediodía en Pamplona, convocadas por Izquierda Unida de Navarra, "por la paz, contra la guerra y por la retirada de las tropas de ocupación de Irak y Afganistán".

Los asistentes se concentraron frente a la Delegación del Gobierno en Navarra durante quince minutos, dentro de una iniciativa que se ajusta a las llamadas internacionales por la paz que se hacen hoy en todo el mundo.

Ion Erro, coordinador general de IUN, indicó a los periodistas que resulta "necesario" que en Navarra se salga a la calle recordando las movilizaciones de hace cuatro años contra la guerra de Irak "e incorporando la necesidad de la vuelta de las tropas de Afganistán".

Existe "una contradicción" en la política del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, criticó, y afirmó que las tropas españolas desplegadas en Afganistán "deben volver". En este sentido, indicó que la nueva política debe orientarse "a la cultura de la paz en toda la zona de Oriente Medio".

Erro criticó que esta tarde -en alusión a la manifestación convocada por el Ejecutivo foral- se van a concentrar en Pamplona "los representantes de las tres mentiras: los que anunciaron hace cuatro años que había en Irak armas de destrucción masiva, los que dijeron tras el 11-M que estaba detrás ETA y aquellos que dicen que Navarra está en venta".

"Queremos demostrar que esas son falsedades con las que actúa la derecha, y la gente progresista creemos que es necesaria una nueva cultura política, de la verdad y de la conciliación", agregó.

LECTURA DE UN COMUNICADO

Durante la concentración, que se celebró bajo una pancarta en la que se podía leer 'Por la paz. No a la guerra', Luis Campos, candidato de IUN al Parlamento en las próximas elecciones, leyó un comunicado en el que puso de manifiesto que desde el comienzo de la guerra de Irak, en marzo de 2003, el número de civiles muertos supera los 60.000, siendo muy superior la cifra de heridos.

Indicó que los informes de Naciones Unidas constatan "la continua violación de los derechos humanos y de los principios del derecho internacional, las desapariciones forzosas, ejecuciones extrajudiciales y asesinatos de jueces, profesores, personal sanitario y sindicalistas".

Estos informes "confirman que la intolerancia se ceba sobre las mujeres limitando su capacidad para moverse libremente, el acceso a los servicios y su participación en la vida pública", añadió.

En el comunicado se señaló asimismo que las crisis provocadas por la estrategia de guerra global alcanzan a toda la zona de Oriente Medio, desde Afganistán a Palestina, que se encuentran en una situación de desestabilización generalizada con riesgo de instalarse en un escenario de guerra indefinida que pretenden extender a Irán".

En este sentido, Luis Campos criticó que la presencia militar española en Afganistán está suponiendo "la puesta en riesgo de los ciudadanos españoles y el incumplimiento del mandato parlamentario de no intervenir en labores de ayuda humanitaria ni reconstrucción sino en acciones militares de un escenario en guerra". Además, añadió, "se está dando sustento a la posición de Estados Unidos en Irak, porque los efectivos enviados a Irak por la Administración Bush se sacan, entre otros sitios, de Afganistán".