Consejos imprescindibles antes de salir de viaje en coche

Actualizado 15/07/2019 12:51:35 CET
Consejos imprescindibles antes de salir de viaje en coche
EUROPA PRESS

MADRID, 7 Jul. (EDIZIONES) -

¿Te vas de vacaciones? Si vas a coger el coche para trayectos largos revisa primero tu vehículo y después de tenerlo a punto, preocúpate de descansar y dormir lo suficiente la víspera de tu viaje para poder conducir en buenas condiciones "por tu seguridad y por la de todos".

Éstas son las dos recomendaciones que ofrece la Guardia Civil de cara a tus vacaciones y para evitar accidentes de tráfico por fallos humanos (cansancio, fatiga...) o técnicos (falta revisión del coche).

¿CUÁLES SON LOS PASOS PARA REVISAR EL COCHE?

1. VERIFICAR EL ACEITE: Para ello, el coche debe estar frío y en plano. Saca la varilla del medidor del aceite, límpiala y vuelve a introducirla. La mancha debe quedar (después de sacarla otra vez) entre las marcas de máximo y mínimo. Si no se encuentra entre estas franjas puede haber "problemas irreversibles para el motor".

2. LÍQUIDO ANTICONGELANTE: el nivel debe comprobarse siempre sin abrir la tapa, compruébalo a través del indicador de máximo del depósito. Si el nivel de líquido está por debajo, rellénalo hasta el máximo y si desciende rápidamente, acude a un taller lo antes posible porque lo más posible es que tengas una fuga.

3. BATERÍA: la mayoría de éstas no requiere mantenimiento pero si tu coche equipa una batería con mantenimiento, comprueba el nivel del líquido y, si fuera necesario, rellena con agua destilada.

4. COMPRUEBA LA PRESIÓN DE LOS NEUMÁTICOS: para ello el coche tiene que estar en frío. Mira las recomendaciones del fabricante, sobre todo si vas a viajar con el coche cargado, porque entonces tendrás que aumentar la presión algunas décimas.

Los datos del presionado suelen estar junto al asiento del conductor. Revisa también la profundidad del neumático: recuerda que el mínimo legal es 1,6 mm, y no olvides comprobar siempre la presión de los neumáticos en las zonas más desgastadas. Revisa también la rueda de repuesto, ya que puedes llegar a utilizarla con lo que debe llevar el nivel de presión al máximo.

También es recomendable que mires el dibujo de los neumáticos, donde el desgaste de las ruedas dependerá de si sus dibujos se ven con mayor o menor claridad; o que consultes el lateral de la rueda, donde se indica la semana y el año en el que fueron fabricados.

5. FRENOS: además de verificar el correcto nivel del líquido, estate atento si al pisar el pedal oyes un chirrido: lo más probable es que las pastillas de freno estén desgastadas.

6. AMORTIGUADORES: mira que el vehículo no rebota, cabecea y balancea lateralmente en exceso en carreteras rectas sin problemas en el asfalto y que la suspensión no tenga una fuga de aceite.

7. LUCES: recuerda revisar todos los años el reglaje de luces de tu vehículo.

8. AIRE ACONDICIONADO: es muy importante que funcione correctamente tanto el sistema de aire acondicionado como el filtro del habitáculo para poder regular la temperatura dentro del vehículo y evitar la somnolencia o el exceso de calor.

A parte de hacer esta revisión, recuerda que es obligatorio llevar toda la documentación en regla, los permisos de conducir y de circulación, la tarjeta de la ITV y la pegatina de la última ITV realizada en vigor, pues de lo contrario serás multado. Además, se recomienda llevar el justificante de pago de la póliza de tu seguro, partes europeos de accidente, un chaleco reflectante homologado y dos triángulos de emergencia.

RECOMENDACIONES PARA EL CONDUCTOR

La Guardia Civil informa a conductores que vayan a emprender un viaje largo en coche evitar la fatiga con los siguientes consejos:

1. Conocer el estado de las carreteras antes de planificar el viaje.
2. Dormir lo suficiente.
3. Evitar las comidas copiosas.
4. Ajustar bien el volante, el reposacabezas y el asiento.
5. En el caso de tomar medicamentos, comprobar si afectan a la conducción.
6. Mantener la temperatura en el coche entre 20 y 22 grados.
7. Realizar paradas cada dos horas entre 10-15 minutos y hacer estiramientos y ejercicios.
8. Mantenerse hidratado y nutrido. No dejar caer el nivel de azúcar.
9. Evitar las horas más calurosas del día para viajar.
10. No probar el alcohol si se va a conducir.

La Guardia Civil recuerda además mantener una velocidad "adecuada" al estado de la vía, la intensidad circulatoria y las condiciones meteorológicas.

Además, recomienda no circular sólo por el carril izquierdo o el central y usar el derecho para evitar "frenazos y colisiones", no conducir con calzado poco adecuado (como las chanclas) y mantener la distancia de metro y medio con respecto a los ciclistas.

Y por supuesto, antes de arrancar, ponte el cinturón. Es un gesto simple que puede salvarte la vida: reduce la posibilidad de muerte un 300% y el no llevarlo incrementa el riesgo de sufrir lesión medular un 1.300%. 

CONSEJOS DE SEGURIDAD DURANTE EL VIAJE

Los Mossos d'Esquadra instan a "no bajar la guardia" durante el viaje: viajeros en pareja, sin hijos, de mediana edad, jubilados, o que se muevan en coche de alquiler "son las víctimas ideales de hurtos en la autopista". 

Los Mossos ponen sobre aviso contra los delincuentes que actúan en las carreteras, como aquellos que pinchan las ruedas de sus víctimas mientras están detenidas en peajes o en áreas de descanso para posteriormente ofrecer su asistencia como método de distracción mientras les roban: "Te pueden pinchar la rueda y, cuando te pares, harán ver que te quieren ayudar y te distraerán para robarte". 

El Cuerpo también advierte sobre los criminales que piden a los conductores que se detengan en áreas de descanso de la autopista bajo el pretexto de indicarles que van conduciendo con el coche averiado, para, de nuevo, robarles mientras están distraidos. Los Mossos señalan que, en el caso de desconfiar, uno siempre tiene la posibilidad de contactar con el 112, Infoautopista o Abertis

Porsu parte, la Guardia Civil aconseja aparcar en lugares visibles en el momento de hacer descansos, cerrar el coche con las ventanillas cerradas, activar la alarma y no dejar objetos o prendas a la vista. Asimismo, en las ciudades y cuando la circulación sea lenta, activar el bloqueo de las puertas.