Actualizado 24/06/2010 18:21 CET

El cónsul de Ecuador cree que la señalización no era la adecuada

BARCELONA, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El cónsul general de Ecuador, Freddy Arellana, aseguró este jueves que las víctimas del atropello mortal de Castelldfels "no encontraron la señalización adecuada" para cruzar las vías, según le explicó a él mismo un funcionario ecuatoriano que vivió el atropello.

El funcionario y su familia cruzaron las vías indebidamente y "estuvieron a décimas de segundo de ser víctimas", según el cónsul, que precisó que por él saben que entre los muertos hay fallecidos ecuatorianos, chilenos y colombianos.

Arellana explicó que el trabajador está "en estado de shock" ya que "ha visto descuartizamientos, troncos y cráneos humanos desperdigados por la vía". Asimismo, aseguró que las víctimas "desearon buscar la puerta de salida pero no la encontraron fácilmente".

El cónsul apuntó que se debería haber previsto la gran afluencia de gente. "Castelldefels es la playa símbolo en la fiesta de San Juan", consideró, al tiempo que bubrayó que carece de información oficial sobre la identidad de las víctimas por lo que espera el resultado de la investigación.