El Consultiu avala el capítulo lingüístico de la Ley de Educación de Catalunya

Actualizado 12/06/2009 18:29:18 CET

BARCELONA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Consell Consultiu ha avalado el título lingüístico del proyecto de la Ley de Educación de Catalunya (LEC), con el que se eludirá la tercera hora de castellano en las escuelas y se refuerza la inmersión en catalán, precisamente uno de los puntos más polémicos y motivo principal por el cual el PP había llevado el texto al Consultiu.

Según fuentes conocedoras del dictamen, que se hará público previsiblemente el lunes, el Consultiu considera constitucional todo el apartado que hace referencia a la enseñanza del castellano y del catalán en los centros y el modelo de inmersión lingüística, según se prevé en la LEC.

De esta manera, se mantiene intacta la intención de la ley de proteger el sistema educativo catalán frente al decreto de la tercera hora de castellano en la Primaria que aprobó el Gobierno, y que fija un mínimo de tres horas semanales de castellano en los centros escolares.

Las mismas fuentes aseguraron a Europa Press que el dictamen del órgano avala el grueso del proyecto de ley, aunque no descartan algunas precisiones técnicas.

Por ejemplo, habrá modificaciones en cuanto a la expedición de títulos en la Formación Profesional (FP) por cuestiones formales, y podría haber otras, pero no afectarán al planteamiento nuclear de la ley.

Hace aproximadamente un año, la Generalitat retrasó 12 meses la aplicación de la tercera hora de castellano en las escuelas catalanas en vistas de aprobar la LEC para el próximo curso 2009-2010. La nueva ley blindará definitivamente la inmersión lingüística en Catalunya y hará innecesario cumplir el decreto estatal.

La LEC está a punto de afrontar su último trámite parlamentario. Una vez se traslade el dictamen a los grupos parlamentarios, éstos tendrán un periodo de enmiendas a la LEC de acuerdo con las consideraciones del dictamen del Consultiu. Después, se votarán en ponencia y el texto pasará al pleno. Pero PSC, CiU y ERC ya alcanzaron un acuerdo para apoyar la LEC en comisión parlamentaria.

Sin embargo, han quedado algunas brechas abiertas, como el concierto a las escuelas de enseñanza diferenciada que separan a los niños y a las niñas. El tercer socio del Govern, ICV-EUiA, se niega rotundamente a apoyar que se sigan subvencionando.

Con esto, ICV-EUiA también ha batallado por el concepto de servicio público de educación, en defensa de la escuela pública y contra una doble red educativa. En sus planteamientos subyace la firma del Pacto Nacional de Educación de Catalunya (PNE), bases de la LEC, que según los ecosocialistas, no se han respetado en el proyecto de la ley.

El PP, además de criticar el título lingüístico, se ha opuesto constantemente a la zonificación educativa, y llegó a proponer su propio proyecto de ley de educación, en el que Catalunya era una única zona educativa. Para el PP, la LEC no permite que los padres puedan escoger con libertad la escuela en función de sus valores sociales.

Además de la oposición parlamentaria, esta ley ha contado con una contestación social que en cuatro ocasiones se ha convertido en huelga en las escuelas de Catalunya. Los sindicatos educativos han sido el principal factor de oposición al texto al considerar vulnerados sus derechos laborales y mellada la calidad de la enseñanza pública.