Delgado dice que injuria e insulto "no debe ser tolerable" porque puede acabar normalizando el pensamiento ultra

Actualizado 25/06/2019 12:40:30 CET
AEPD

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, ha afirmado este martes que la "injuria, el insulto no debe ser tolerable" y ha añadido que la proliferación de comentarios y expresiones ofensivas "y de extrema gravedad pueden generar un clima social que se acabe normalizando, que acabe banalizando la gravedad del propio discurso, de un pensamiento ultra y totalitario".

Dolores Delgado se ha expresado así durante su discurso de inauguración de la XI Sesión Anual Abierta de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) que se celebra en el Centro de Conferencias Pablo VI de Madrid, con la participación de la directora del órgano estatal, Mar España.

El portavoz de Vox en la Asamblea Regional de Murcia, Juan José Liarte, llamó a la ministra "p***, tiparraca y embustera". De este modo, Delgado ha puesto de relieve que las repercusiones del discurso de odio son "muy graves" y "variadas". Por un lado, según ha destacado, causa un daño "directo, emocional, psicológico" y también indirecto porque "erosiona la dignidad de las personas y daña su reputación".

Animismo, la titular de la cartera de Justicia en funciones ha recordado que ese discurso de odio puede conducir "a la violencia física, algo "tremendamente peligroso". "La libertad de expresión y el debate público son especiales para profundizar en la democracia, pero también es esencial cuidar el control del discurso del odio y la radicalización", ha argumentado Delgado.

En este sentido, Dolores Delgado ha argumentado que en 2018 en España se registraron cerca de 4.000 incidentes de odio y agresiones, y ha añadido que existen más de 1.000 sitios webs, blogs, canales y perfiles en las redes sociales que promueven contenidos xenófobos e intolerantes por razón de raza, género, sexo o religión.

"El discurso del odio envenena y contamina nuestro entorno a diario ya sea con pequeños gestos cotidianos o en forma de grandes campañas. Estamos rodeados de comportamientos que incitan a la violencia e invitan a discriminar a colectivos, especialmente, a los más vulnerables e indefensos", ha denunciado, al tiempo que ha avisado de que hay que difundir en la sociedad "valores basados en el respeto y la tolerancia".

"HACE FALTA EDUCACIÓN"

Delgado ha afirmado que la evolución de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), así como la extensión de su uso, ha posibilitado que se utilicen "como cauce habitual" de comisión de infracciones en materia de protección de datos, pero también para llevar a cabo acciones delictivas. "El insulto y la calumnia no deben ser lo cotidiano. Hace falta educación", ha subrayado.

"La transformación digital nos interpela a abordar una cuestión que me resulta fundamental. ¿Cómo hacer valer nuestros derechos fundamentales en el marco de estas sociedades digitales en las que nos encontramos? ¿Cómo preservar la dignidad de los seres humanos también en su vida digital?", ha planteado Delgado, que ha defendido que la defensa de la privacidad "conecta intrínsecamente" con la defensa de la dignidad humana.

En su intervención, la ministra en funciones ha afirmado que Europa "ha dado un paso vital" con la aprobación del Reglamento General de Protección de Datos, ya que amplia derechos y otorga "instrumentos de control" frente al tratamientos de datos. Además, ha puesto en valor que propone una cultura "orientada a la prevención" que conlleva nuevas formas de actual.

Por último, respecto a la Ley de Orgánica de Protección de datos personales y Garantía de Derechos Digitales, aprobada el pasado diciembre, Dolores Delgado ha defendido que tras medio año de aplicación es "esencial" seguir avanzando y consolidando el modelo que propone el RGDP. "Tenemos que fomentar un enfoque verdaderamente proactivo en la protección de los datos personales, que coloque al ciudadano en el centro de todas las medidas", ha apostillado.

Para leer más