Las diócesis españolas responden al llamamiento del Papa Francisco para acoger refugiados

Publicado 07/09/2015 19:51:48CET

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los obispos españoles han comenzado a responder a la llamada del Papa Francisco este domingo en el Ángelus y ya están ofreciendo sus iglesias para acoger a los refugiados que lleguen a España ante la crisis humanitaria que se está viviendo en Europa por la llegada de miles de personas que huyen de la guerra en sus países, sobre todo, procedentes de Siria.

El Arzobispado de Barcelona prevé acoger a 50 familias de refugiados en el edificio de La Conreria, antiguo Seminario Diocesano, ha informado la archidiócesis este lunes a Europa Press.

En los últimos meses, Cáritas Diocesana de Barcelona ha dado apoyo económico a familias de refugiados en situaciones vulnerables que están gestionando sus demandas de asilo, y pone sus recursos para paliar las situaciones de sufrimiento de estas de estas personas y familias.

El cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, pidió el viernes a los diocesanos, familias e instituciones, que tengan una actitud de acogida y que ayuden a "los hermanos necesitados", y pidió también a las parroquias y comunidades que recen para que desaparezcan las causas que provocan las migraciones actuales.

Por su parte, el Obispado de Ibiza y Formentera ha encargado a Cáritas Diocesana que asuma la coordinación de todas las acciones que se organicen en las Pitiusas en relación a la acogida de refugiados. Además, pedirá a los ciudadanos que suscriban una cuota mensual durante un año que les permita pagar el alquiler de algunas viviendas en las que alojar a familias de refugiados.

También la Iglesia de Mallorca ha expresado su voluntad de acoger a refugiados en las parroquias de la isla y que coordinarán la ayuda a través de Cáritas aunque insisten en que todavía es muy pronto para concretar detalles. En todo caso, explican que no todas las parroquias podrán a refugiados porque algunas no tienen capacidad o posibilidades para hacerlo.

El obispo de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza, ha establecido una Mesa Diocesana para la coordinación de la atención a los refugiados y ha hecho un llamamiento a todos los católicos de la Diócesis de Cádiz y Ceuta para que se ofrezcan a acoger, a contribuir económicamente o con bienes en las atenciones y acogidas o a prestar un servicio de voluntariado desde la generosidad y las posibilidades de cada uno.

En Cartagena, su obispo, José Manuel Lorca Planes, ha anunciado que conversará con Cáritas para vertebrar la ayuda que pueda facilitar la diócesis y ha asegurado que pondrán viviendas a disposición de los refugiados que lleguen.

"Esta Iglesia de Cartagena no se va a quedar detrás, sino que se hace eco de sus palabras (del Papa) y vamos a viabilizar el tema de las viviendas, las que podamos en este momento, porque la diócesis no es muy rica en patrimonio. A la vez le pido a los murcianos que aquellos que puedan y quieran colaborar lo hagan", ha señalado.

PREPARARSE PARA EL AÑO DE LA MISERICORDIA

El Papa hizo esta petición en un "gesto concreto en preparación al Año Santo de la Misericordia" y haciendo vida el Evangelio" ya que, "ante la tragedia de decenas de miles de refugiados que huyen de la muerte por la guerra y el hambre, y que han emprendido una marcha movidos por la esperanza vital, el Evangelio nos llama a ser próximos a los más pequeños y abandonados".

La diócesis de Zamora ha anunciado su "absoluta disposición" para acoger refugiados. El portavoz de la diócesis, Luis Santamaría, ha explicado que desde el Obispado "se estudian en estos momentos las diferentes posibilidades de acción" y ha recordado que "siempre" han estado cerca de estos hermanos "tanto en oraciones como en acciones".

En este sentido ha recordado que desde Cáritas Diócesanas de Zamora se han puesto a disposición de los refugiados todas las instalaciones que existen en la provincia, y que podría suponer la ubicación de unas 30 familias.

Además, desde la Diócesis han afirmado que existen casas parroquiales deshabitadas pero "hay que estudiar cada una de forma individual porque muchas no reúnen ahora mismo las condiciones para albergar a una familia".

Por su parte, desde la diócesis de La Rioja han remitido una carta a los párrocos para que colaboren en la acogida y han comunicado al gobierno local que ponen a disposición las tres casas de la diócesis, situadas en El Rasillo, Pedroso y Enciso, que usan para retiros espirituales y campamentos, y que en total suman 170 plazas.

Mientras, el obispo de León, Julián López, ha asegurado que la Diócesis, ante la situación de la crisis de los refugiados que huyen de la guerra y que están buscando refugio en Europa, "está dispuesta a poder colaborar para hacer frente a esta auténtica catástrofe humanitaria" y ha ofrecido las casas rectorales y el edificio del Seminario Menor para acoger refugiados.

Así han informado fuentes de la Diócesis de León, que han agregado que junto a este ofrecimiento, el obispo ha hecho un llamamiento a todas las comunidades cristianas de la Diócesis a "acoger con una actitud de verdadero cariño y de verdadera solidaridad a todas esas personas y hacerlo desde la fraternidad".

Igualmente, desde la Diócesis se ha demandado que se lleve a cabo algún tipo de encuentro para procurar la coordinación de todas las instituciones que de alguna manera puedan paliar esta emergencia humanitaria.

Para leer más