Dos fallecidos y al menos cinco desaparecidos en Alicante a causa del temporal

Actualizado 12/10/2007 22:40:51 CET

VALENCIA/ALICANTE, 12 Oct. (OTR/PRESS) -

El temporal ya se ha cobrado dos víctimas mortales en el día de hoy. La primera de ellas, en Sant Josep (Ibiza), es un hombre de 40 años que practicaba Kite Surf y al que una ráfaga de viento impulsó contra un muro situado en primera línea de playa. La segunda, una anciana de 80 años que murió en su casa después de que se inundara. Además, el temporal ha provocado la desaparición de al menos 5 personas en la localidad alicantina de Denia. Las fuertes lluvias caídas en las últimas horas en Valencia y Alicante dejaron a las ciudades en el más absoluto caos. Mientras que en Valencia se registraron 169 litros por metro cuadrado, la cifra en Alicante era de 38, lo que provocó numerosos cortes en las principales carreteras y líneas de metro, además de multiplicar el trabajo de los Bomberos y Policía Local que realizaron en tan sólo una noche casi 200 servicios. La mayoría tenían como objetivo achiques de agua, desprendimientos de cascotes y accidentes de tráfico. Protección Civil mantiene la alerta en la zona ante la previsión de que continúen las lluvias torrenciales.

Los ciudadanos de Valencia y Alicante vivieron en la madrugada del viernes una jornada de fuertes lluvias torrenciales que sumieron las ciudades en el más absoluto caos. Las consecuencias de las fuertes lluvias (169 litros por metro cuadrado en Valencia y 38 en Alicante) hicieron a los bomberos realizar más de 40 intervenciones en Valencia y más de 30 en Alicante. Según informaron fuentes municipales, la mayoría de las llamadas registradas reclamaban servicios para realizar achiques de agua de garajes, retirar árboles o ramas rotas de la vía pública, además de inspecciones en edificios por desprendimientos de cascotes, cuatro incendios y dos accidentes de tráfico.

Además, tuvieron que rescatar a una mujer que había quedado atrapada en su coche en el municipio de Calpe y se vieron obligados a desalojar parte del camping 'La Merced' después de que se rompiera un muro e inundara parte del lugar. La Policía Local, por su parte, efectuó hasta 120 servicios, siendo la mayoría relacionados con cortes de carreteras y desvíos de tráfico.

En este sentido, el tráfico en numerosas carreteras secundarias de la Comunidad Valenciana se vio fuertemente afectado, teniendo que sufrir cortes al tráfico a consecuencia de desprendimientos e inundaciones. A mediodía de hoy viernes aún continuaban cortadas doce carreteras de Alicante y seis de Valencia, provocando importantes retenciones, a las que hubo que sumar las propias de una fecha de múltiples desplazamientos como es el Puente del Pilar. Los cortes afectaron principalmente a las carreteras a su paso por los municipios alicantinos de Cocentaina, Callosa de Ensarriá, Castalla y Denia; las localidades valencianas de Bellreguart y Guadasuar.

Pero las consecuencias de las lluvias en lo que a transportes se refiere no sólo se dejaron notar en las carreteras, sino que el metro de Valencia tuvo que cortar una vía de la línea 3, desde el punto de Colón hasta la Avenida del Cid, además de suspender la actividad de los trenes que unen Xátiva con Alcoi, a pesar de los esfuerzos de lo servicios de limpieza y mantenimiento, que estuvieron trabajando a lo largo de toda la noche. Aún así, las labores de retirada de agua continúan, sobretodo en la estación de Xátiva.

Las fuertes lluvias han provocado que haya que lamentar dos víctimas mortales. La primera de ellas se trata de un hombre de 40 años que practicaba Kite Surf en la mañana de hoy viernes a la altura del Hotel Bahamas, en la Playa den Bossa (Sant Josep, Ibiza) y que fue impulsado por un golpe de viento, chocando con un muro y muriendo a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico. La segunda víctima, una mujer de 80 años, fallecía en su domicilio de Vergel (Alicante) como consecuencia de su inundación. La mujer estaba impedida por lo que no pudo abandonar la vivienda. Por otra parte, según informaciones de CNN+ recogidas por OTR/Press, podrían ser cinco los desaparecidos en la localidad de Denia (Alicante) tras haber sido arrastrados por el agua después de que se desbordara el río Girona, que provocó el desalojo de algunas urbanizaciones, cuyos vecinos han sido trasladados a un polideportivo. Además, algunas personas han tenido que ser rescatadas por los bomberos tras subirse a los tejados de sus casas para escapar de las inundaciones provocadas tras el desbordamiento del río.

Sin embargo, el concejal de Gobernación del Ayuntamiento de Denia, Pep Marí, aseguraba en declaraciones a RNE que la situación está siendo controlada y que responde a las previsiones meteorológicas. Asimismo, las fuertes lluvias provocaron el desbordamiento de un barranco en Pedreguer (Alicante) a mediodía del viernes, aunque sin provocar daños materiales ni personales al estar rodeado únicamente de campo.

CONTINÚA LA ALERTA POR LLUVIAS

La previsión meteorológica para las horas siguientes no es esperanzadora, puesto que pronostica que continúen las fuertes lluvias por la zona y que, además, se extiendan por Murcia y Baleares. Así, la previsión es que continúen los chubascos y precipitaciones en la Comunidad Valenciana y que vengan acompañados de tormentas en algunos puntos de la zona.

Por ello, la Dirección General de Protección Civil mantiene la alerta por "lluvias intensas y persistentes", por lo que recomienda a todos los ciudadanos que si van al volante de su vehículo, reduzcan la velocidad, extremen las precauciones y no se detengan en aquellas zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua. Además, también recomiendan colocarse cerca de los edificios en caso de estar en la calle durante una tormenta para protegerse de los rayos y evitar las corrientes de aire en las viviendas.

Todo parece apuntar a que lejos de remitir, el temporal se dirige hacia Murcia, donde se espera que la lluvia pueda alcanzar los 50 litros por metro cuadrado y hora.