Familias de gestación subrogada avisan al Gobierno de que no inscribir a sus bebés es contrario a los DDHH

Bebé recién nacido, maternidad, hospital, recurso
FUNDACIÓN UNICAP - Archivo
Actualizado 16/02/2019 20:22:01 CET

MADRID, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

Son Nuestros Hijos, la asociación mayoritaria de familias de gestación subrogada, advierte al Gobierno de que dejar sin efecto la instrucción de la Dirección General de los Registros y del Notariado, dictada este viernes 15 de febrero, para que consulados y embajadas admitan las pruebas de paternidad para la inscripción de los bebés, cuando no tengan sentencia judicial de filiación, "supone incumplir las obligaciones en materia de derechos humanos contraídas".

Así lo ha indicado en declaraciones a Europa Press el presidente de esta organización, Marcos Jornet, que ha indicado que el Gobierno "está muy perdido" por "tumbar" este sábado 16 de febrero la instrucción que "obligaba a inscribir a las mujeres gestantes como madres legales de los menores" como defienden "los sectores feministas contrarios a la gestación subrogada".

Jornet ha advertido de que esta decisión de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, deja "sin efecto lo que dice la legislación española, el Tribunal Supremo y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que establecen que hay que inscribir a los menores respetando el vínculo paterno". No obstante, ha indicado que las familias "seguirán luchando".

Este sábado el Gobierno ha rectificado y ha dejado sin efecto la instrucción enviada desde la Dirección General de Registros y del Notariado para generalizar la admisión de pruebas de ADN que certificara la paternidad para inscribir en el Registro Civil a los bebés nacidos por gestación subrogada en los países en los que no se emiten sentencias de filiación paterna, como ocurre en Ucrania.

Esta decisión se ha producido día después de que se emitiera dicha instrucción, que facilitaría el registro de estos menores en Ucrania, denegada a decenas de familias españolas por no presentar una sentencia judicial que demostrara la filiación paterna, sino una prueba de paternidad como les habían permitido en el Consulado en Kiev hasta el pasado verano.

Para leer más