Actualizado 06/10/2012 20:01 CET

La FAPE busca el respaldo de las instituciones para defender el periodismo como "garante de libertad y democracia"

Elsa González, presidenta de la FAPE
EUROPA PRESS

Apuesta por conservar profesionales con experiencia para el buen control de los poderes político y económico

SEGOVIA, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) se dirigirá a las administraciones públicas y partidos políticos para que suscriban un documento de respaldo del periodismo como garante de las libertades y la democracia.

Asimismo, promoverá entre los profesionales que trabajen durante la jornada del 6 de diciembre, Día de la Constitución, que porten un distintivo o insignia para reivindicar el periodismo de calidad.

Ambas iniciativas forman parte de los acuerdos tomados este sábado por la Junta Directiva de la FAPE, reunida en sesión ordinaria en el Torreón de Lozoya de Segovia para definir las líneas de acción del colectivo en un momento marcado por la pérdida masiva de puestos de trabajo en el sector.

La presidenta de la Federación, Elsa González, ha indicado al término de la misma que en lo que va de año se han destruido cerca de 4.000 empleos en España, el doble desde el comienzo de la crisis, lo que ha derivado en una "perdida de calidad" en la transmisión de las noticias.

En declaraciones recogidas por Europa Press, ha advertido de que a la decadencia de la investigación se une que se está prescindiendo de profesionales consolidados y con experiencia para dejar la información en manos de jóvenes "inexpertos", que de entrada no plantean grandes problemas a los poderes político o económico, lo cual impide el buen control de los mismos.

"Se está hurtando la sabiduría de la experiencia en el periodismo", ha lamentado González, quien ha apuntado la necesidad de trasladar a la sociedad que la prensa "no es un sector cualquiera", sino aquel que "guarda la democracia y las libertades de un país".

"Queremos implicar a la sociedad. Si se debilita el periodismo se empobrece la democracia, ésa es la alarma que está saltando en estos momentos", ha subrayado.

La presidenta ha recordado la "grave" situación que atraviesan los profesionales de la información y el drama personal que hay detrás de cada despido, lo que incluso ha llevado a algunas asociaciones de la prensa españolas a plantear fondos de ayuda para alimentación, como es el caso de Sevilla y Cantabria.