Publicado 10/08/2020 18:16CET

El fuego quemó en España 24.923 hectáreas en los primeros siete meses del año, casi un 60% menos que en 2019

Incendio en Santa Olalla de Cala
Incendio en Santa Olalla de Cala - INFOCA

   MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El fuego ha quemado un total de 24.923 hectáreas de superficie en España desde que comenzó 2020 hasta el 2 de agosto, lo que supone una reducción de más de la mitad respecto a la media del decenio y un 58,22 por ciento menos que en el mismo periodo del 2019, según datos del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico.

   En concreto, desde el 1 de enero hasta el 2 de agosto ha ardido el 50,71 por ciento de la media de la superficie arrasada en este mismo periodo durante los últimos diez años.

   Los datos sitúan al presente ejercicio como el cuarto año con menos incendios forestales en este mismo periodo de 2010, solo por detrás de 2018, cuando hasta agosto se habían quemado 12.038 hectáreas; 2016, con 19.115 hectáreas en este plazo, y 2013, con 23.659 hectáreas arrasadas. El año pasado, en este periodo ardieron 59.662 hectáreas.

   En cuanto al número de incendios, en lo que va de año se han contabilizado 4.797 siniestros, de los que 3.046 no superaron 1 hectárea de superficie quemada frente a los 1.751 fuegos en los que ardió más de 1 hectárea. De estos, cinco pasaron la frontera de las 500 hectáreas quemadas, lo que les sitúa en la categoría de grandes incendios forestales.

   La cifra, aunque no es positiva, se sitúa lejos de los 11 grandes incendios que a estas alturas del año ya se habían contabilizado en 2019 y cerca de la mitad de los nueve grandes incendios de media del último decenio.

   En cuanto a la distribución geográfica, más de la mitad (52,99 por ciento) de los fuegos se iniciaron en el noroeste; seguido por el 31,83 por ciento de los acaecidos en las comunidades interiores; el 14,47 por ciento del Mediterráneo y el 0,71 por ciento en Canarias.

   Sin embargo, en el noroeste se quemó el 57,45 por ciento de la superficie arbolada y el 67,06 por ciento de la superficie forestal. Por su parte, en las comunidades interiores se quemó el 25,10 por ciento de la superficie arbolada y el 21,92 por ciento de la superficie forestal.

   Mientras, en el Mediterráneo ardió el 17,44 por ciento de la superficie arbolada y el 7,17 por ciento de la forestal. Cabe destacar el caso de Canarias que, con apenas el 0,71 por ciento de los siniestros en los que ardió el 0,01 por ciento de la superficie arbolada, acogió el 3,86 por ciento de las hectáreas de superficie forestal arrasada.