Actualizado 02/12/2021 17:36 CET

El Gobierno obligará a las operadoras de telecomunicaciones a pagar la tasa de RTVE un año más

Archivo - El presidente de la Corporación de la Radio y Televisión Española, José Manuel Pérez Tornero, a su llegada a una Comisión de Presupuestos en el Congreso de los Diputados, a 27 de octubre de 2021, en Madrid, (España). La comparecencia tiene como
Archivo - El presidente de la Corporación de la Radio y Televisión Española, José Manuel Pérez Tornero, a su llegada a una Comisión de Presupuestos en el Congreso de los Diputados, a 27 de octubre de 2021, en Madrid, (España). La comparecencia tiene como - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El Gobierno obligará a las operadoras de telecomunicaciones a pagar la tasa anual para la financiación de la Corporación RTVE un año más, es decir, hasta 2023, según lo establece el proyecto de Ley General Audiovisual, aprobado el martes por el Consejo de Ministros.

La disposición transitoria sexta dice que "en tanto no entren en vigor las nuevas previsiones relativas a la financiación de RTVE contenidas en la disposición final tercera conforme a lo establecido en la disposición final octava, continuarán vigentes las obligaciones relativas a la financiación de RTVE establecidas en la Ley 8/2009, de 28 de agosto, para los operadores de telecomunicaciones de ámbito geográfico estatal o superior al de una comunidad autónoma y para los prestadores del servicio de comunicación audiovisual televisivo de ámbito geográfico estatal o superior al de una comunidad autónoma".

La Disposición final tercera regula la nueva financiación de RTVE y la disposición final octava establece que esta nuevo mecanismo de financiación entrará en vigor en 2023.

La actual Ley de Financiación de RTVE, que entró en vigor en 2009, establece una tasa a los canales de televisión privados en abierto del 3% de sus ingresos brutos; a los de pago, del 1,5%, y a las empresas de telecomunicación, del 0,9%.

El texto del nuevo proyecto de Ley General Audiovisual, al que ha tenido acceso Europa Press, elimina la tasa para empresas como Movistar, Vodafone u Orange y obliga a que los prestadores del servicio de intercambio de vídeos a través de plataforma o los prestadores del servicio de comunicación audiovisual a demanda contribuyan a financiar el ente público con el 1,5% de sus ingresos en España. Las plataformas estadounidenses como Netflix o HBO quedarán eximidas de abonar la tasa.

El anterior anteproyecto de Ley General de Comunicación Audiovisual sí contemplaba que las plataformas de contenidos audiovisuales 'online' o servicio de video bajo demanda por retransmisión en directo y de intercambio de video como Netflix, HBO, Amazon Prime, Disney+ o YouTube dedicaran el 1,5% de sus ingresos en España a tal fin.

DigitalEs, la patronal de los operadores de telecomunicaciones, ha acusado al Gobierno de "no cumplir con los compromisos" después de que el proyecto de la ley de comunicación audiovisual remitido al Congreso incluya que los operadores deban seguir pagando en 2022 el 0,9% de sus ingresos para financiar a RTVE.

El coste anual para las empresas será de 130 millones de euros y los pagos aportados a la Corporación ascienden a más de 1.500 millones de euros en total, mientras que las contribuciones de los operadores suponen más del 65% de las aportaciones realizadas a RTVE, según han trasladado a Europa Press en fuentes del sector.

PELIGRAN LAS INVERSIONES

DigitalEs ha emitido un comunicado tras el evento en el que advierte de que el hecho de que las teleoperadoras deban afrontar este pago pone en riesgo los despliegues de redes inmediatos y, por tanto, la posición de ventaja competitiva que ostenta España en infraestructuras de telecomunicaciones.

"En este difícil contexto, la continuidad del gravamen en 2022 necesariamente impactará en los planes de inversión previstos elpróximo año", señala la patronal.

Asimismo, esta también ha denunciado que los operadores españoles soportan una mayor carga fiscal que el resto de los operadores europeos.

Para leer más