Marruecos se compromete a no paralizar los 44 procesos abiertos por españoles para el acogimiento conocido como 'kafala'

Actualizado 03/10/2012 23:31:09 CET

(((Volvemos a transmitir esta noticia por una corrección de la fuente informante, al ser 44 los expedientes de acogimiento)))

RABAT, 3 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Marruecos se ha comprometido a no paralizar los expedientes de acogimiento abiertos por 44 familias españolas siempre y cuando cumplan con los requisitos fijados para el procedimiento conocido como 'kafala'. Esta institución, propia del mundo islámico, permite a una persona hacerse cargo del cuidado, la educación y la protección del niño, sin necesidad de adoptarlo ni asumir la patria potestad.

Así se lo ha trasladado el ministro marroquí de Justicia, Mustafa Ramid, al titular de Justicia español, Alberto Ruiz-Gallardón, en un encuentro mantenido este miércoles en el marco de la décima Reunión de Alto Nivel (RAN) celebrada hoy en Rabat.

La 'kafala' implica un compromiso para hacerse cargo de la protección, educación y manutención de un niño abandonado, pero no confiere el derecho a la filiación ni a la sucesión. Muchos países del mundo islámico prohíben la adopción al defender que el vínculo jurídico de la filiación puede tener únicamente un origen biológico.

Así, países del Magreb aceptan el uso del 'kafala' para que una tercera persona adquiera el compromiso de cuidar, proteger y educar al menor. El Ministerio de Justicia marroquí ha instado a la Fiscalía a realizar una supervisión más exhaustiva sobre los requisitos exigidos para este régimen de acogida.

Entre ellos, se encuentran la educación en la religión musulmana y la residencia habitual de los tutores en Marruecos para garantizar el bienestar de los menores. En el caso concreto de las 44 familias españolas afectadas que ya han comenzado la tramitación y están pendientes de resolución, todas ellas cumplen ya la condición exigida de habitar en territorio marroquí.

El ministro de Justicia de Marruecos ha explicado a Ruiz-Gallardón que serán los jueces de menores los encargados de resolver sobre la idoneidad de la acogida para los niños abandonados.