Actualizado 12/01/2010 11:13

Munilla no se siente atacado por el clero guipuzcoano y explica que los vicarios cesan cuando un obispo se jubila

José Ignacio Munilla
Diócesis de San Sebastián

MADRID/BILBAO, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

El obispo de San Sebastián, monseñor José Ignacio Munilla, explicó que se ha distorsionado el cese de la anterior cúpula de la Iglesia guipuzcoana porque "el procedimiento habitual" es que el nuevo prelado elige los nuevos vicarios. Además, aseguró que no se siente atacado por el clero de Guipúzcoa.

En este sentido, en declaraciones a la Cadena Cope recogidas por Europa Press, el prelado aseguró que es "falso" que los altos cargos del obispado de San Sebastián hayan presentado su dimisión y lamentó que se publiquen "mentiras" con "el deseo de sembrar más cizaña", ya que, según explicó, en el proceder de la Iglesia "cuando un obispo se jubila, como fue el caso de (su predecesor) Juan María Uriarte, automáticamente los vicarios cesan".

Munilla matizó que "no es que ellos hayan presentado una dimisión sino que estaban cesados según el Derecho Canónico desde el momento de la jubilación de Uriarte". "Es el proceder habitual de la Iglesia y estaba totalmente consensuado", apostilló.

En este sentido, añadió que los vicarios le habían manifestado con anterioridad que "querían empezar una nueva etapa en su vida, en la que preferían tener un año sabático para dedicarlo a los estudios".

Por otra parte, en una entrevista concedida a ETB, recogida por Europa Press, José Ignacio Munilla manifestó que le hace "gracia ver imágenes de distorsión" en las que se hace ver que tanto él como Uriarte están "enfadados", pese a que su "comunión con Uriarte está a prueba de bomba".

El obispo de San Sebastián también aludió a las ausencias que se produjeron cuando tomó posesión de su cargo y explicó que no es su "estilo fiscalizar presencias y ausencias", y añadió que "hay que respetar los ritmos de cada uno".

Finalmente, se refirió a la futura Ley del Aborto, y señaló que La Iglesia "no debe cambiar para recibir aplausos". Asimismo, recalcó que los políticos que han votado a favor de la norma no han de comulgar.