5 de junio de 2020
 
Actualizado 08/05/2020 10:43:42 +00:00 CET

Los obispos se muestran "absolutamente" a favor de la renta mínima vital que prepara el Gobierno

El cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Española, en el edificio de la Conferencia Episcopal Española en Madrid el 3 de marzo de 2020.
El cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Española, en el edificio de la Conferencia Episcopal Española en Madrid el 3 de marzo de 2020. - Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo

Sigue en directo la última hora sobre el coronavirus en España y en el mundo 


MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y cardenal arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha defendido "absolutamente" la renta mínima vital que prepara el Gobierno "evitando que se eternice" pero reconociendo que en algunos casos deberá ser permanente si la persona no puede salir de la situación de pobreza.

"Estamos por esa ayuda absolutamente a la gente más necesitada, la técnica no sé como hacerlo pero siempre dignidad de la persona humana, dignidad del trabajo y, en eso, tanto el Gobierno como las asociaciones empresariales saben mucho --porque va a quedarse mucha gente en el paro--, cómo ayudar a solucionarlo, evitando que de alguna manera eso se eternice, pero hay casos en que eso podrá ser eterno porque no podrán salir nunca, todo eso hay que verlo, pero la renta mínima vital hay que garantizarla con las metodologías y los sistemas garantistas que haya que establecer", ha subrayado el cardenal Omella este viernes 8 de mayo durante un acto telemático de Nueva Economía Forum.

Preguntado por si existe diferencia de criterio sobre la renta mínima vital entre el Papa Francisco y el secretario general de la CEE, Luis Argüello, después de que este último rechazara un ingreso mínimo vital con carácter "permanente", el cardenal Omella ha precisado que no sabe "si hay una gran diferencia" pero ha hablado con Argüello y ha asegurado que los obispos están "absolutamente" a favor de esta ayuda que prepara el Ejecutivo.

Omella ha precisado que ha dialogado sobre la renta mínima vital, además de con el secretario de la CEE, "con Cáritas y con el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá" y ha insistido en la posición de la Iglesia española a favor de la misma. "El Ingreso Mínimo Vital hay que asegurarlo siempre para todas las personas y luego hay que ver cada caso", ha subrayado.

El cardenal arzobispo de Barcelona está siendo el interlocutor con el Gobierno durante la crisis del coronavirus, aunque ha puntualizado que cada vez que ha mantenido un diálogo con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, sobre este asunto, primero ha consensuado la posición de la Iglesia con la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Española.

Asimismo, como presidente de la CEE, ha mantenido contacto telefónico desde que fue elegido, justo la semana antes de que comenzara la emergencia sanitaria, tanto con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como con la vicepresidenta primera, Carmen Calvo y con el Rey Felipe VI, según ha precisado. No obstante, espera que un día puedan verse y saludarse en persona.

También ha asegurado que mantiene "contacto permanente con el Papa Francisco" que está "muy preocupado por lo que sucede en el mundo". Según ha señalado, el Pontífice quiere que trabajen "codo con codo" para salir de la crisis actual y "pensando en los más pobres".

PASAR O NO A LA FASE 1

Sobre las fases de desescalada, Omella ha recomendado a los políticos que para pasar de una fase a otra "consulten con la gente entendida y acertarán" y ha advertido del problema que vendrá después de la crisis sanitaria, con una crisis "conómica, cultural y social" y en este contexto, ha apelado a un "pacto entre todos los partidos, estamentos sociales, económicos e instituciones, como se hizo después de la Segunda Guerra Mundial, cuando Europa se unió".

En todo ello se ha mostrado de acuerdo el cardenal Osoro, quien ha recordado a los políticos que "aquí no se trata de a ver quién gana" o de ver "si mis ideas prosperan" sino de "llegar a las necesidades reales" de la población. Preguntado por la polémica sobre si es o no precipitado cambiar de fase en Madrid, el arzobispo ha evitado referirse directamente a este asunto.

Tanto Omella como Osoro se han puesto en línea con la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, que este jueves llamó a "rehumanizar" la política. Para Omella, la pandemia del coronavirus ha puesto en evidencia "una crisis de humanidad" y ha puesto en marcha "el acelerador del cambio de época, donde uno de los aspectos más importantes será la humanización".

"Estábamos en una carrera muy acelarada de lo técnico en detrimento de lo humano, en una aceleración del individualismo en lugar de lo comunitario, y esta epidemia nos ha replanteado esto: ¿Tanta técnica de qué ha servido si una cosa tan pequeña como el virus nos ha desestabilizado?", ha planteado.

MEDIACIÓN EN CATALUÑA CON EL INEPENDENTISMO

Preguntado por si seguirá su mediación entre el Gobierno de España y el independentismo cuando pase la crisis del coronavirus, Omella ha precisado que su papel "no fue tanto como intermediario político sino para ayudar a que esa confrontación no se llevase a cabo y se escucharan unos a otros" y, en este sentido, ha pedido evitar la "crispación".

"Tengo esperanza, yo propongo siempre que nos sentemos todos, que nos escuchemos, no quiero que se imponga ninguna ideología por encima de otras, tenemos que estudiar bien cómo avanzar en un respeto de los unos a los otros, hacer comunión, evitar la confrontación y la crispación", ha subrayado el cardenal, al tiempo que ha destacado su papel como pastor, que es "tender puentes" sin "tomar posición política", aunque como persona, ha indicado que vota "a quien cree que puede hacerlo mejor".

Sobre la carta enviada por el fundador y presidente de Mensajeros de la Paz, el padre Ángel García, a todos los políticos, incluido Pablo Iglesias, el presidente de la CEE lo ha calificado como un "gesto de gran humanidad" por parte del sacerdote y ha recordado que "escribió la misma carta a todos" aunque "el vicepresidente hizo pública la suya, a lo mejor, como si hubiese sido más personal, de él" o, al menos, según ha dicho, "así lo han interpretado otros". En todo caso, ha insistido en que el padre Ángel es "una persona admirable que trabaja por los pobres" y ha destacado que con su misiva de agradecimiento a los políticos hace una llamada a la colaboración.

COPE Y TRECE, "MÁS SOSEGADAS Y RESPETUOSAS"

Por otro lado, preguntado por si la Conferencia Episcopal se plantea seguir sosteniendo la cadena de televisión Trece y sobre las críticas en el pasado de obispos de Cataluña a la COPE, Omella ha defendido sus medios de comunicación, tanto Trece como la emisora de radio COPE, subrayando que en la actualidad "han cambiado muchísimo" y son "mucho más sosegadas y respetuosas".

"Tanto Cope como Trece, en aquellos tiempos en que desde Cataluña se veía un poco dura la reflexión que hacían, ha cambiado muchísimo. Tanto Cope como las tertulias de Trece son mucho más sosegadas, más respetuosas, y eso no quita que pueda haber opiniones distintas, hay tertulianos que piensan de distinta manera y eso es bueno, nos da la pluralidad. Los medios solo de una voz, solo de un partido, en una sola dirección, en una sociedad democrática no es bueno", ha enfatizado Omella.

Contador

Lo más leído

  1. 1

    Miguel Bosé afirma que el coronavirus es "la gran mentira de los gobiernos, el de España incluido"

  2. 2

    La Guardia Civil alerta de que podría faltar documentación requerida a Sanidad lo que crea "incertidumbre"

  3. 3

    El SEPRONA encuentra en una finca de Maella 544 perros en unas condiciones deplorables

  4. 4

    La ONU advierte ante el Día Mundial del Medio Ambiente de que la naturaleza está "al borde del colapso"

  5. 5

    Un espejo del sistema Sol-Tierra, descubierto a 3.000 años luz