El Papa defiende "la grandeza" de la fidelidad en el matrimonio y dice que no es "una fría obligación legal"

Papa Francisco
TWITTER - Archivo
Publicado 25/08/2018 22:45:15CET

ROMA, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha defendido "la grandeza de la enseñanza de Jesús sobre la fidelidad en el matrimonio" al destacar que en lugar de ser "una fría obligación legal", es sobre todo una "poderosa promesa de la fidelidad de Dios mismo a su palabra y a su gracia sin límites".

En el primer gran encuentro del pontífice con familias provenientes de todo el mundo en el Croke Park de Dublín, con capacidad para 80.000 personas, Francisco ha invitado a los católicos a poner en prácticas "gestos pequeños y sencillos de perdón" que deben ser -según ha indicado- "renovados cada día" para construir "una sólida vida familiar cristiana".

A este respecto ha manifestado: "Nos obligan a superar el orgullo, el desapego y la vergüenza, y a hacer las paces. Es cierto, me gusta decir que en las familias necesitamos aprender tres palabras: 'perdón', 'por favor' y 'gracias'".

El pontífice también ha alertado del peligro de que Internet se convierta en una "amenaza" para la verdadera red de relaciones de carne y hueso porque podrían llegar a aprisionar a las personas "en una realidad virtual" y aislándolas de las relaciones auténticas.

En el evento católico enmarcado en el Encuentro Mundial de las Familias, ideado por Juan Pablo II en 1992, el obispo de Roma ha subrayado la importancia y el papel relevante que tienen las familias en la Iglesia católica, mientras que ha recordado que escribió la exhortación apostólica 'Amoris laetitia' sobre la alegría del amor para ayudar a los fieles "a reconocer la belleza y la importancia de la familia, con sus luces y sus sombras". "Dios quiere que cada familia sea un faro que irradie la alegría de su amor en el mundo", ha señalado el Papa.

Francisco ha reivindicado los santos de la puerta de al lado que ha definido como "todas esas personas comunes que reflejan la presencia de Dios en la vida y en la historia del mundo". Por ello, ha determinado que "la vocación al amor y a la santidad no es algo reservado a unos pocos privilegiados".

"Está silenciosamente presente en los corazones de todas aquellas familias que ofrecen amor, perdón y misericordia cuando ven que es necesario, y lo hacen en silencio, sin tocar la trompeta. El Evangelio de la familia es verdaderamente alegría para el mundo, ya que allí, en nuestras familias, siempre se puede encontrar a Jesús; él vive allí, en simplicidad y pobreza, como lo hizo en la casa de la Sagrada Familia de Nazaret", ha completado.

EL PAPEL DE LOS ABUELOS

El Papa también se ha referido en el tercer discurso del día a los abuelos y ha señalado que una sociedad que no los valora "no tiene futuro". Así ha manifestado que es "un gran error" no preguntarles a los ancianos sobre sus experiencias o "pensar que hablar con ellos sea una pérdida de tiempo".

La fiesta de las Familias ha tenido un ambiente festivo que ha incluido actuaciones musicales como la del tenor italiano Andrea Bocelli, entre otros.

El Papa ha llegado esta mañana a Dublín y, tras visitar al presidente y poeta Michael Higgins en su residencia oficial, ha pronunciado un discurso en el que ha afrontado directamente el problema de los abusos sexuales.

Precisamente, en este viaje Francisco se ha reunido con víctimas de abusos tras reunirse y dar su bendición a familias sin techo atendidas por sacerdotes capuchinos y visitar la catedral de St. Mary, donde también se ha reunido con parejas comprometidas o casadas venidas desde toda Irlanda.

Las 36 horas que el Papa pasará en Irlanda concluirán con la misa multitudinaria de este domingo en Phoenix Park, donde se anunciará la sede del próximo Encuentro Mundial de las Familias.