El Papa invita a Rumanía a superar "miedos" y "sospechas" y reivindica el diálogo con los ortodoxos

The football that we love event in Vatican
Evandro Inetti/ZUMA Wire/dpa
Actualizado 29/05/2019 19:03:33 CET

El 'ecumenismo de sangre', la unidad de todos los cristianos a través de las persecuciones, estará muy presente en el viaje

ROMA, 29 May. (EUROPA PRESS) -

El Papa, que comienza este viernes 31 de mayo su viaje de tres días a Rumanía, ha invitado al país a superar "miedos" y "sospechas" en un video mensaje en el que llama al ecumenismo y reclama la "unidad" de cristianos católicos y ortodoxos.

"Vengo entre ustedes a caminar juntos. Caminamos juntos cuando aprendemos a custodiar nuestras raíces y nuestra familia, cuando cuidamos el futuro de nuestros hijos y del hermano que está a nuestro lado, cuando superamos los miedos y las sospechas, cuando dejamos caer las barreras que nos separan de los demás", ha señalado Francisco.

Francisco será el segundo Pontífice en visitar Rumanía, tras los pasos de San Juan Pablo II en 1999, primer papa que viajó a un país de mayoría ortodoxa desde el cisma que separó a las dos Iglesias (1054). El país cuenta con unos 20 millones de habitantes, entre los que solo el 7,3% son católicos, frente a un 86% de ortodoxos. La Iglesia Ortodoxa Rumana tiene 20 millones de seguidores, entre Rumanía, Moldavia y la diáspora, es la segunda de las iglesias ortodoxas autocéfalas, sólo por detrás de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

En este sentido, el portavoz del Vaticano, Alessandro Gisotti, ha explicado que durante el viaje estará presente el llamado "ecumenismo de sangre", la unidad de todos los cristianos a través de las diferentes persecuciones que han atravesado.

El Pontífice, que emprenderá su 30 viaje internacional el 31 de mayo al país europeo, recordará la brutal represión del régimen comunista de Nicolás Ceaucescu (1967-1989) con la beatificación de siete obispos greco-católicos mártires asesinados por las autoridades comunistas entre 1950 y 1970. Se tratará del evento principal de esta visita que tendrá lugar el domingo 2 de junio, en la ciudad rumana de Blaj.

En el vídeo, el Papa ha recordado en su vídeo que estos obispos son "herencia común" y ha destacado que los mártires que han sufrido, "incluso hasta el punto de ofrecer sus vidas" son un "legado demasiado precioso como para olvidarlo". Otro de los momentos importantes del viaje será su encuentro con la comunidad gitana en el barrio de Barbu Lautaru. Está previsto que Francisco se reúna a cerca 60 personas de esta etnia y escuchará los cantos de algunos niños. El pasado 9 de mayo el Pontífice saludó a la familia gitana que recibió insultos racistas por parte de grupos de extrema derecha en un barrio de la periferia de Roma.

El Papa también aprovechará la visita para reforzar los lazos con los ortodoxos y mantendrá un encuentro con el patriarca ortodoxo rumano Daniel antes de celebrar una misa en la catedral de San José para el 5% de la población que se consideran católicos, lo que supone cerca de 700.000 personas.

Francisco llegará el viernes en torno a las 11,30 horas a Bucarest, donde se encontrará con el presidente, Klaus Iohannis y con el primer ministro, Viorica Dancila. Después, Francisco tendrá un encuentro con autoridades de la sociedad civil y con el cuerpo diplomático, ante quienes pronunciará el primer discurso del viaje.

Por la tarde, se llevarán a cabo eventos religiosos. En primer lugar, se encontrará en privado con el Patriarca ortodoxo rumano, Daniele, a lo que seguirá el encuentro con el Sínodo Permanente de la Iglesia Ortodoxa Rumana, ambos en el Palacio del Patriarcado. Allí pronunciará su segundo discurso. En la visita a la nueva catedral ortodoxa, el Pontífice saludará a los fieles, y celebrará la Santa Misa en la catedral católica de San José.

El sábado 1 de junio por la mañana viajará a Bacau, donde celebrará la Santa Misa en el Santuario di Sumuleu-Ciuc, hasta donde también suelen peregrinar los católicos húngaros. Por la tarde, se trasladará a Iasi, donde tras la visita a la Catedral de Santa María Reina, tendrá lugar el Encuentro Mariano con la juventud y las familias, en la plaza frente al Palacio de la Cultura. Allí, el Santo Padre pronunciará otro discurso.

Volverá a Bucarest esa misma noche y, al día siguiente, viajará en avión a Sibiu y se trasladará desde allí en helicóptero a Blaj. Será el momento de la Divina Liturgia con la beatificación de los 7 obispos greco-católicos mártires en el Campo de la Libertad en Bla.

Por la tarde, el Papa Francisco se encontrará con la comunidad romaní de Blaj, y tras pronunciar un saludo, se trasladará al estadio municipal para tomar el helicóptero que le llevará de regreso de Sibiu, donde tendrá lugar la Ceremonia de despedida. El avión de regreso a Roma partirá a las 17.30 horas.

Contador