Actualizado 23/05/2022 16:17

El Papa sobre Ucrania: "Todas las guerras marcan una rendición hacia la capacidad humana de protección"

El Papa en el rezo del Regina Coeli
El Papa en el rezo del Regina Coeli - Evandro Inetti/ZUMA Press Wire/d / DPA

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

ROMA, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha condenado la "absurda guerra" de Ucrania y ha señalado que es una "rendición hacia la capacidad humana de protección" al hablar del derecho de los pueblos a la paz recogido en la declaración de Derechos del Hombre de la ONU.

"Todas las guerras marcan una rendición hacia la capacidad humana de protección", ha subrayado el Papa en una audiencia con los Voluntarios del Servicio Nacional de Protección Civil de Italia en el Vaticano, a quienes ha agradecido su labor en la acogida de los refugiados que llegan desde Ucrania huyendo "de la absurda guerra".

Para el Papa, las guerras suponen "una negación de lo que está escrito en los compromisos solemnes de las Naciones Unidas". "Por eso, San Pablo VI, al hablar en la ONU, proclamó: ¡Nunca más la guerra!. Repitámoslo hoy ante lo que ocurre en Ucrania, y protejamos el sueño de paz de los pueblos, el sagrado derecho de los pueblos a la paz", ha pedido .

Durante el encuentro, el Papa también ha agradecido a los presentes la labor desplegada durante la pandemia y su servicio a los enfermos, familias y personas vulnerables.

Igualmente, les ha agradecido su apoyo a la campaña de vacunación contra el covid y su compromiso con la ayuda humanitaria y la acogida en Italia de los refugiados de Ucrania, "especialmente de las mujeres y los niños que huyen de esta guerra absurda".

"Gracias por lo que han hecho y siguen haciendo en silencio. El bien no hace ruido, sino que construye el mundo", ha dicho.

Para el Pontífice, las emergencias de los últimos años, relacionadas con la acogida de refugiados que huyen de las guerras o del cambio climático, recuerdan lo importante que es encontrar a alguien que tienda la mano, que ofrezca una sonrisa, que entregue su tiempo de manera gratuita o que haga que uno se sienta como en casa.

Además, ha alertado frente al "aislamiento social" y ha pedido que haya protección frente a este fenómeno como una estrategia "importante de dar voz a la esperanza". "No nos salvamos solos. Estar cerca de nuestros hermanos y hermanas nos hace mejores, más útiles y solidarios. Y al mismo tiempo nuestra sociedad se vuelve un poco más habitable. En la medida en que estas actitudes crecen y se conectan en un estilo de ciudadanía solidaria, entonces construyen verdaderamente la protección civil", ha asegurado.

Francisco ha alertado también frente al cambio climático que ha multiplicado los fenómenos meteorológicos extremos, "con consecuencias dramáticas para las poblaciones civiles".

"El impacto es catastrófico para las personas que pierden sus hogares debido a la inundación de los cursos de agua, los tornados, las alteraciones hidrogeológicas. ¡La tierra grita! Cuando forzamos la mano, la naturaleza muestra su rostro cruel y el hombre se ve aplastado, obligado a gritar su miedo", ha dicho. Por último, ha instado a "formar conciencias para que los bienes comunes no se abandonen o sólo beneficien a unos pocos".