Actualizado 04/02/2011 19:21 CET

El PP pide al Gobierno que aparque el carácter urgente de la Ley del Juego y escuche al sector y grupos parlamentarios

Bar, camarero, restaurante
EP

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

El diputado del PP, Antonio Gallego, ha pedido al Gobierno que aparque el carácter urgente con el que tiene prevista la tramitación de la futura Ley del Juego, cuyo proyecto de ley ha sido aprobado este viernes en el Consejo de Ministros, al tiempo que escuche también al sector y a los grupos parlamentarios.

En declaraciones a Europa Press, Gallego ha señalado que, a la espera de estudiar en profundidad el contenido del texto del proyecto, su primera valoración es "negativa" porque tiene al sector "en contra" de lo aprobado, entre otras consideraciones por cambiar el sistema tributario y no recoger a bingos, loterías o tragaperras, entre otros.

"El Gobierno impulsa de manera urgente esta ley con el objetivo de recaudar cuanto más mejor y antes mejor. No está incorporando las opiniones del sector ni tratando de imponer esta ley desde el consenso y los operadores", ha agregado.

Según el texto remitido por el Ejecutivo, esta futura Ley del Juego regulará el sector, establecerá medidas de protección para los colectivos más sensibles, como los menores o las personas con ludopatía, creará nuevos impuestos que gravarán la actividad de las empresas de apuestas 'on line', que hasta ahora no tributaban, así como nuevas licencias para los operadores.

UNA SITUACIÓN "MUY COMPLICADA"

Gallego ha explicado así que el carácter urgente que le ha otorgado el Ejecutivo a la normativa es debido a que la situación de España es "muy complicada" y, de esta forma, ha decidido privatizar y "malvender" el 30 por ciento de Loterías y Apuestas del Estado (LAE), así como impulsar este proyecto de ley del Juego, donde el 98 por ciento del contenido es sobre juego por Internet y "no se le presta importancia" a las loterías, bingos o tragaperras, que en su opinión, deberían enmarcarse en esta futura normativa.

Concretamente, ha indicado que la "práctica totalidad" del sector está en contra del planteamiento de esta normativa porque considera que debe tributarse por beneficios o ingresos netos y no por facturación o ingresos brutos, tal y como plantea la ley.

En esta línea, ha comentado que en aquellos países donde se tributa por ingresos brutos, los operadores no tienen voluntad de invertir. "Un tipo impositivo muy elevado de gravamen no facilita la inversión en publicidad, patrocinio de eventos deportivos, creación de puestos de trabajo y es muy probable que los operadores no consideren a España un país prioritario para sus inversiones porque aquí los impuestos serán muy elevados", ha añadido.

A pesar de todo, Gallego ha celebrado que el Gobierno haya presentado este proyecto de ley, puesto que tenía la obligación de impulsarla de acuerdo a una disposición adicional de 2007. "Era evidente que no tenía mucho sentido que el resto de países europeos regularan el juego 'on line' y España no lo hiciera. Está bien para que las empresas tributen en España", ha apostillado.