Actualizado 10/04/2007 21:19 CET

Rubalcaba reconoce que los datos de siniestralidad son "malos" y que el carné por puntos no es "el bálsamo de Fierabrás"

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, reconoció hoy que los datos de mortalidad en las carreteras españolas durante esta Semana Santa, en las que han perdido la vida 106 personas, son "malos" por los "muchos fallecidos" y las "familias destrozadas", y añadió que no se han cumplido los objetivos fijados para estas vacaciones de bajar de los cien muertos por accidente de tráfico.

Además, en relación a las críticas sobre la efectividad del carné por puntos, Rubalcaba afirmó que no se trata de una "pócima milagrosa ni del bálsamo de Fierabrás", pero que tampoco es un instrumento ya agotado. Tras señalar que las cifras de siniestralidad en la red viaria hace ser "perseverantes y reflexivos", considera, no obstante, que hay que "poner las cosas en su justos términos" porque se ha mejorado en esta cuestión de forma "persistente" desde 2003.

A su juicio, las políticas en materia de seguridad vial "están dando su resultado" pero, como sigue habiendo "muchos muertos", hay que seguir trabajando. "En conjunto, hay que ver las cosas con perspectiva porque son medidas a largo plazo", recalcó Rubalcaba en relación a los cambios de usos y costumbres de los conductores y mejorar las infraestructuras, las carreteras y los coches.

Como principales cambios a realizar, anunció en rueda de prensa para hacer un balance de la Operación Especial de Tráfico de Semana Santa "acelerar" las políticas y las medidas que "en su conjunto ya están dando resultados". Concretamente, se revisarán los procedimientos administrativos para sancionar a los infractores, se creará un "gran" centro de automatización de todas las multas y se dotará a los agentes de Tráfico de la Guardia Civil de mecanismos PDA para poner multar instantáneamente sin papeleo.

(((Habrá ampliación)))