Cómo saber si un cajero automático ha sido trucado para robar tu dinero

Cómo saber si un cajero ha sido trucado
EUROPA PRESS
Actualizado 26/10/2017 12:17:22 CET

MADRID, 26 OCT. (EDIZIONES) -

Los fraudes relacionados con cajeros automáticos son tan antiguos como las tarjetas de crédito y los ladrones encuentran formas cada vez más sofisticadas de manipular los dispositivos para estafar a los usuarios.

Desde europapress.es hemos recopilado las recomendaciones más útiles ofrecidas por la Policía y la Guardia Civil para saber si un cajero automático ha sido trucado con el objetivo de apropiarse de tu dinero:

1. COMPRUEBA SI EL TECLADO ESTÁ FLOJO

Una de las técnicas más habituales de los ladrones de datos bancarios es la manipulación de los dispositivos mediante la instalación de un teclado falso superpuesto al original. Este falso teclado suele estar conectado a un dispositivo móvil que recibe el código PIN del usuario al momento de teclearlo.

Para evitar ser víctima de dicha estafa, la Guardia Civil recomienda comprobar si el teclado se mueve o no está bien anclado antes de introducir la clave. En caso de percibir alguna anomalía, la mejor idea será abandonar el cajero.

2. TIRA DEL 'SKIMMER'

Otro de los métodos que utilizan los estafadores consiste en fabricar una sección parecida al 'skimmer', el lugar donde se introduce la tarjeta electrónica, para tener acceso a su banda magnética y poder clonarla.

Por este motivo, la Policía Nacional recomienda que, antes de introducir la tarjeta, comprobemos si esta unidad está suelta o se puede extraer con facilidad. En el caso de que sea así, debemos renunciar a utilizar el cajero e informar a las autoridades.

3. DESCONFÍA DE UNA RANURA FLOJA O BLOQUEADA

El lazo libanés es una técnica que consiste en poner una falsa ranura en los cajeros con una lengüeta hecha con una cinta de vídeo. Cuando el cliente introduce su tarjeta, ésta queda atrapada por ese lazo que forma la cinta en lugar de entrar en el sistema.

Para evitar el robo de nuestros datos mediante esta técnica basta con comprobar si la ranura de inserción de la tarjeta de crédito es más voluminosa de lo habitual, está floja o se encuentra bloqueada de alguna forma.

4. PROTÉGETE FRENTE A POSIBLES CÁMARAS

Otra de las técnicas habituales de los estafadores es conocida como frente falso, que consiste en una simulación del cajero que suele estar equipada con cámaras para captar la clave de las tarjetas de crédito.

Comprobar si los cajeros cercanos al que queremos utilizar funcionan correctamente puede ser una buena pista para detectar la presencia de frentes falsos, puesto que habitualmente los ladrones inutilizan los terminales auténticos para obligar a utilizar los manipulados.

5. PRESTA ATENCIÓN A LO QUE OCURRE A TU ALREDEDOR

Los ladrones también pueden optar por sustraer el dinero mediante el uso de la fuerza o aprovechando las distracciones de los usuarios. Para evitar el robo de nuestra tarjeta, así como posibles coacciones, la Policía aconseja buscar un cajero en una zona bien iluminada y procurar no usarlo si hay personas en actitud sospechosa a su alrededor.

En caso de robo, pérdida o retención de la tarjeta de crédito, es fundamental contactar de inmediato con la entidad bancaria para bloquearla.