La superiora del Santo Niño Jesús arremete en la cumbre antipederastia contra la "cultura patriarcal" de la sexualidad

Publicado 23/02/2019 10:31:47CET
CONTACTO

Plantea hacer públicos los nombres de los culpables para evitar otros casos

ROMA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Superiora General de la Sociedad del Santo Niño Jesús, Verónica Openibo, ha arremetido contra "la cultura patriarcal" presente en el ámbito de la sexualidad en toda la sociedad y ha invitado a usar la publicidad y los medios de comunicación para reducir la promiscuidad.

"Es necesario concentrarse en el deservicio para con los hombres en toda cultura patriarcal en el ámbito de la sexualidad. Examinando cómo utilizar mejor los medios de comunicación social para educar a las personas en todo el ámbito de la sexualidad y de las relaciones humanas", ha señalado la religiosa durante la primera ponencia del último día de trabajo de la cumbre antipederastia del Vaticano que concluirá este domingo con un esperado discurso del papa.

"¿Cómo podemos seguir afrontando en modo muy concreto las cuestiones de la prostitución y la promiscuidad en el mundo? Se necesitan católicos, junto con otras personas con principios símiles, en puestos influyentes, por ejemplo en la industria cinematográfica, en la televisión y en la publicidad", ha agregado.

En este sentido, ha sugerido que la Iglesia tiene otros problemas sobre la sexualidad que "no son afrontados en manera suficiente" como, por ejemplo, el abuso del poder, el dinero, el clericalismo, la discriminación de género, el papel de la mujer y de los laicos en general. "¿Quizá las estructuras jerárquicas y los largos protocolos que han influido negativamente sobre la rapidez de las acciones se preocuparon más de las reacciones de los medios de comunicación?", se ha cuestionado en relación a los casos de abusos.

COMISIÓN DE LAICOS Y RELIGIOSOS

Openibo ha propuesto la formación de una "comisión conjunta" en las diócesis que reúna a laicos junto con religiosos y clero para compartir la experiencia sobre "los procedimientos y los protocolos, las implicaciones legales y financieras de las denuncias y los necesarios canales de responsabilidad e imputabilidad" en la gestión de los casos de abusos. "Además, debería buscar entender cómo afrontar mejor las graves cuestiones de los abusos sexuales que están estallando en algunos países asiáticos y africanos como ya ha sucedido en otros lugares", ha manifestado.

También ha invitado a los presentes a construir "procesos más eficaces y eficientes" basados en la búsqueda del desarrollo humano como también del derecho civil y canónico, para la Tutela de los Menores. Por ello, ha subrayado la necesidad de que en toda diócesis haya políticas y líneas guía para la tutela "claras y comprensivas" que deberían estar "expuestas en modo visible" en las diversas oficinas parroquiales y publicados en red.

Otra de las sugerencias de la religiosa es la institución de "conversaciones cara a cara, transparentes y valientes" tanto con las víctimas como con los culpables, como también con los grupos de investigación para gestionar mejor los casos.

Por último, se ha preguntado si se sería positivo hacer públicos los nombres de los culpables para sacar "una entera serie de informaciones relativas a estas situaciones" que puedan evitar otras.

"En algunas partes del mundo, también en países de África y de Asia, no decir nada es un error terrible como hemos visto en muchos países. El hecho de que allí existan grandes problemas de pobreza, enfermedad, guerra y violencia en algunos países del Sur del mundo no significa que al tema de los abusos sexuales se le tenga que quitar importancia o ignorar. La Iglesia debe ser proactiva en afrontarlo", ha indicado.

Para leer más