Tejerina asegura que se empezará “lo antes posible” la reparación de los daños

Publicado 06/03/2015 11:12:59CET

BRUSELAS, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha dicho este viernes que los trabajos de recuperación, reparación y protección de la zona más afectada por la crecida del Ebro empezarán "lo antes posible", pero ha advertido de que los expertos desplazados están a la espera de que "el agua permita entrar".

"Todavía hay mucha agua, no podemos saber cuáles son todos los daños", ha explicado Tejerina a la prensa en Bruselas, en donde asiste a un consejo de ministros europeos de Medio Ambiente.

En este sentido, ha indicado que el Ministerio que dirige ha enviado ya a la zona expertos para evaluar los daños en cuanto el acceso sea posible. "Hemos desplazado personal de TRAGSA para que estén preparados para que, en todos los sitios en donde el agua permita entrar, empezar lo antes posible con las obras de reparación, con las obras de protección y con las obras de limpieza de los cauces", ha señalado.

Tejerina se encuentra en Bruselas para participar en una reunión de ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea, por lo que no podrá asistir al Consejo de Ministros de este viernes en el que se espera que el Gobierno apruebe un Real Decreto Ley con las ayudas previstas para paliar los daños de la crecida del río.

Se trata de un Decreto Ley "abierto", que permitirá incorporar medidas adicionales de apoyo a medida que se vayan evaluando los daños en la zona afectada, ha explicado.

Hasta el momento, el Gobierno ha anunciado ayudas por valor de 60 millones de euros para la reparación de infraestructuras hidráulicas, reparación de caminos y riberas. También habrá once millones de apoyo a los agricultores.

"El objetivo del Gobierno es restaurar todos los daños, indemnizar las pérdidas y devolver lo antes posible la situación a la normalidad", ha recalcado la ministra, quien ha advertido de que todo "depende de cómo evolucione" la situación y el ritmo al que río absorba el agua.

Tejerina ha insistido en el carácter "absolutamente extraordinario" de las precipitaciones que se han registrado y que han provocado la crecida del Ebro, con lluvias continuadas durante 40 días en algunas zonas, equivalente a lo llovido durante todo el invierno otros años.

"Esto ha provocado cuatro puntas continuadas, cuatro avenidas, una detrás de otra, sin que se pueda entrar a hacer trabajos de reparación de contención de protección entre una y otra, con lo cual el agua provoca daño sobre daño y hoy no nos deja todavía evaluar los daños", ha resumido la titular de Medio Ambiente.

Para leer más