Víctimas de abuso en la Iglesia, tras el informe de Fiscalía: "¿Tendrá Sánchez la valentía de investigar estos crímenes?

Publicado 24/06/2019 18:57:58CET

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Infancia Robada, que defiende a las víctimas de abusos sexuales sufridos en la Iglesia, Miguel Hurtado, ha calificado de "tímido paso en la buena dirección" el informe de la Fiscalía General del Estado en el que alerta de una "deficiente" respuesta al problema de los abusos sexuales a menores en la Iglesia y se ha preguntado si el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tendrá "la valentía de investigar hasta el final".

"Una vez más las instituciones civiles se pasan la pelota las unas a las otras. La ministra de Justicia pidió este informe a la Fiscalía en plena crisis mediática en febrero y ahora la Fiscalía le devuelve el marrón al Gobierno diciendo que si quiere realizar una investigación estatal como se ha hecho en Australia que están dispuestos a colaborar pero que no es la decisión de la Fiscalía. Las víctimas nos preguntamos: ¿Va a tener el presidente Pedro Sánchez y su Gobierno la valentía de investigar hasta el final estos crímenes?", ha planteado Hurtado en declaraciones a Europa Press.

Así, Hurtado ha precisado que el informe de la Fiscalía es "un tímido paso en la buena dirección" y que "tiene que concretarse en medidas específicas de forma urgente o corre el riesgo de quedarse en papel mojado".

En todo caso, destaca algunos puntos del informe como que "deja claro que los delitos de peredastia cometidos por religiosos deben ser investigados por la Justicia civil y no internamente por la Iglesia".

"Que la jerarquía católica tiene el deber legal de informar de todos los casos inmediatamente sin realizar filtros previos y que hasta la fecha la Iglesia ha gestionado estos delitos con opacidad, que me imagino que es un eufemismo que usan para no hablar de encubrimiento", ha indicado.

Además, Hurtado ha lamentado que el informe confirma "que España es un desierto estadístico" pues no hay cifras fiables del número de casos de abusos por parte del clero. "Ni la Iglesia ni el Estado se han tomado la molestia en 40 años de democracia en cuantificar el problema porque si tienes cifras a lo mejor tienes que hacer algo al respecto. Ni a los unos ni a los otros se les ve con muchas ganas", ha indicado.

Asimismo, destaca que "la Fiscalía reconoce que no ha investigado estos crímenes con diligencia". A diferencia de la española, Hurtado pone el ejemplo de la Fiscalía chilena que sí tiene cifras --"119 sacerdotes, 8 obispos, 266 víctimas"-- porque "cuando recibe denuncias de víctimas realiza de forma rutinaria registros en obispados para incautar documentación sobre estos delitos". "¿La Fiscalía española piensa investigar en algún momento y realizar registros?", ha preguntado.

Contador