Amigos de la madre del bebé muerto en Reus (Tarragona) aseguran que el menor había sufrido malos tratos antes

Actualizado 02/09/2007 22:44:20 CET

REUS (TARRAGONA), 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

Varios amigos de la madre del bebé de 11 meses que ingresó ayer cadáver en el Hospital de Sant Joan de Reus (Tarragona) y con hematomas en el cuerpo aseguraron hoy que habían visto anteriormente al niño con moratones.

La Policía detuvo ayer a L.G.R, dominicano de 18 años, compañero sentimental de la madre de la víctima, como presunto autor de los malos tratos sufridos por el menor.

Según explicaron a Europa Press, la madre relató que había dejado a su hijo jugando y a cargo del detenido, mientras ella iba a comprar al supermercado "una compota para el niño". Cuando llegó, se encontró el bebé "muriéndose".

También indicaron que el detenido se había vuelto agresivo en los últimos tiempos. Llevaba dos años en Reus (Tarragona) y trabajaba limpiando caravanas en el Camping Mont-roig. De acuerdo con las mismas fuentes, empezó hace unos meses una relación con la madre, que ya tenía este hijo de una relación anterior.

UN VECINO OYE "GRITOS DE AGONÍA"

Manel, un vecino del bloque en el que vivían la madre del bebé y su compañero sentimental, relató a Europa Press Televisión que el día del incidente vio a "dos ambulancias y a la mujer histérica" y que antes había oído "gritos de agonía".

"La mujer decía que se le había muerto el niño", apuntó. Manel también declaró haber oído gritos en otras ocasiones, y que ese día, "oyó como si alguien corriera detrás de otro".

Según él, otros vecinos salieron de sus casas tras oír los gritos y le explicaron que "un niño se había hecho daño y a lo mejor estaba muerto".

LA MADRE ESTÁ EMBARAZADA DEL DETENIDO

Actualmente, la joven, de 20 años de edad, que lleva desde pequeña viviendo en Reus (Tarragona) y que trabaja como limpiadora, está embarazada del detenido. Ayer, al tener lugar el suceso, tuvo que ser atendida por los servicios médicos de una crisis nerviosa.

Algunos amigos explicaron también que el padre de la víctima había pensado en llevarse el niño a la República Dominicana, de donde es originario.

Los hechos sucedieron alrededor de las tres de la tarde en la calle Maria Antònia Paris, donde reside la madre de la víctima con el detenido. Después de saber lo ocurrido, la familia y amigos intentaron agredir al hombre, que mañana pasará a disposición judicial.

Durante el día de hoy se realizó la autopsia al bebé fallecido para determinar las causas de la muerte. Por su parte, la titular del Juzgado número 3 de Reus (Tarragona), que es la que se encarga del caso, decretó secreto sumarial.