Detenidas tres personas esta madrugada por dos robos con violencia en Bilbao, con una persona herida

Actualizado 17/03/2007 19:33:49 CET

BILBAO, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un total de tres personas fueron detenidas esta madrugada en la calle San Francisco y en el parque de Doña Casilda de Bilbao por su participación en dos robos con violencia. En el primer de los casos una persona resultó herida.

Según informó la Ertzaintza en un comunicado, a las cuatro y media de esta madrugada, agentes de paisano, que realizaban labores de seguridad ciudadana, fueron testigos en la calle San Francisco de cómo se producía un forcejeo entre un grupo de personas y de cómo, posteriormente, cuatro de ellas abandonaban precipitadamente el lugar mientras dos jóvenes gritaban que les habían robado la cartera. Una de las víctimas del robo fue trasladada por una ambulancia a un centro hospitalario para recibir atención médica.

Los ertzainas lograron interceptar a O.B. y a B.B., de 23 y 19 años respectivamente, ambos con un amplio historial delictivo, ya que el primero tiene en su haber 18 detenciones con la Ertzaintza, y la de hoy es la tercera en lo que llevamos de año. Por su parte, con B.B. constan un total de seis arrestos en los archivos de la Policía Autónoma. Las pesquisas para identificar y detener a los otros dos implicados continúan abiertas.

El segundo suceso de esta madrugada en la capital vizcaína fue el registrado hacia las seis en las inmediaciones del Parque de Doña Casilda. Allí, un joven solicitaba la presencia policial porque aseguraba que un hombre le había intentado robar amenazándole con un cuchillo.

Una vez en el lugar, un viandante confirmó a los agentes que una persona le había intentado atracar empleando un cuchillo y que le había perseguido lanzándole unas botellas. El sospechoso se encontraba en esos momentos en la pérgola del parque.

Los ertzainas se acercaron a C.L., de 50 años, y tras su identificación procedieron a su arresto. En ese momento, una nueva persona se aproximó a los policías y les informó de que el recién detenido le había sustraído un teléfono móvil, que fue encontrado en su poder, y 200 euros, por lo que se le imputó también este hurto.