Detenido en Sevilla tras atropellar a un policía en una persecución y encontrar en su ciclomotor 27.000 euros

Actualizado 02/09/2007 17:31:10 CET

SEVILLA, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Sevilla ha detenido a un hombre, cuya identidad responde a J.M.S.Z., de 41 años de edad, cuando conducía un ciclomotor sin placa de matrícula, eludir un control preventivo policial y atropellar a uno de los agentes, además de encontrarle en el cofre del vehículos 27.000 euros de "dudosa procedencia".

En un comunicado, el Ayuntamiento informó de que el suceso tuvo lugar cuando el detenido circulaba por la avenida de la Paz donde había un patrullero en un control preventivo que observó como el ciclomotor frenó al ver a los agentes para darse la vuelta "de manera brusca" y a toda velocidad con dirección a la Ronda del Tamarguillo.

Los agentes, ante esta actitud "tan sospechosa", y dado que el ciclomotor carecía de placa de matrícula, salieron en persecución del vehículo hasta darle alcance, teniéndose que colocar el patrullero de forma paralela al ciclomotor para ordenarle a su conductor que disminuyera la velocidad y parar a un lado.

El conductor, lejos de hacer caso a los policías locales, aumentó la velocidad realizando maniobras esquivas y circulando por zonas peatonales, por donde el vehículo policial no pudo circular.

Tras una larga persecución, en las proximidades del parque Celestino Muti, los policías intentaron cortarle el paso cuando atropelló a uno de los agentes, tras cuyo impacto, el conductor del ciclomotor perdió el control y se precipitó al suelo. Una vez identificado, fue trasladado a dependencias policiales para ser puesto a disposición judicial.

Además, cuando los efectivos inspeccionaron el ciclomotor encontraron en el interior del cofre del vehículo una bolsa con algo más de 27.000 euros que, según manifestó el detenido a la Policía, procedía de la reciente venta de un piso propiedad de su madre.

Al detenido, según los archivos policiales, le constan ocho detenciones anteriores, la última de éstas por robo con violencia e intimidación. No obstante, en estos momentos, se siguen gestiones para averiguar la procedencia de tan elevada cantidad de dinero.