Actualizado 31/12/2007 15:26 CET

Muere un indigente en Sevilla tras pedir ayuda a unos operarios por una intoxicación etílica

SEVILLA, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un indigente de 52 años de edad e identificado como M.S. ha fallecido a primera hora de la mañana en Sevilla, donde su cadáver ha sido hoy descubierto después de que pidiera ayuda a unos empleados de la empresa pública de limpieza (Lipasam) advirtiendo expresamente de que sufría una intoxicación etílica.

Testigos presenciales informaron a Europa Press de que a primera hora de la mañana un equipo de Lipasam se percató de que a las puertas de una sede del banco BBVA enclavada en la Plaza de la Encarnación yacía un hombre pidiendo ayuda porque era víctima de una intoxicación etílica, algo que el ya difunto reconocía mencionando el término de "coma etílico".

Los operarios de Lipasam, según el relato de un testigo, ayudaron al indigente a reincorporarse y habrían comprobado que el sujeto mantenía la verticalidad por sí mismo, por lo que continuaron con su servicio de limpieza.

Lo cierto es que en torno a las 8.45 horas, este hombre, que formaba parte del colectivo de los 'sin techo', fue descubierto de nuevo en el suelo y pocos minutos más tarde era atendido por un equipo de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) 061, cuyos facultativos sólo pudieron certificar su fallecimiento por causas no violentas, extremo refrendado posteriormente a Europa Press por fuentes de la Policía Nacional.

Su cadáver fue cubierto mientras, ante las citadas instalaciones de BBVA, comenzaba a congregarse un nutrido grupo de viandantes que se interesaban por lo sucedido.

Minutos más tarde, los mismos operarios de Lipasam que habían prestado ayuda al indigente se personaban en la escena tomando conocimiento de su muerte.