Multitudinaria despedida al hombre hallado muerto este viernes cerca de una cochera en Charches (Granada)

Publicado: sábado, 18 mayo 2013 22:05

GRANADA, 18 May. (EUROPA PRESS) -

La pequeña localidad de Charches (Granada), situada en la Sierra de Baza granadina, ha despedido este sábado con gran "consternación" a Francisco Medina, el vecino de 48 años de edad cuyo cuerpo sin vida fue hallado este viernes con heridas de un disparo y enterrado cerca de una cochera, suceso por el que la Guardia Civil ha detenido a su mujer, también residente en esta pedanía.

Al entierro que se ha celebrado en la tarde de este sábado ha acudido "más gente de la que vive en el pueblo", de 400 habitantes, incluidos muchos compañeros del fallecido que trabajaban con él en Infoca, el dispositivo de prevención y extinción de incendios forestales de la Junta de Andalucía, según ha explicado a Europa Press el alcalde de Valle del Zalabí, municipio del que depende Charches.

Manuel Aranda ha destacado que los vecinos se encuentran "muy afectados" y que "nadie en la localidad puede explicarse lo que ha sucedido". Asimismo, ha resaltado que el sepelio ha transcurrido "sin incidentes", toda vez que en esta población hay muchos lazos familiares y se temía que pudiera producirse algún episodio de "crispación" con motivo del "desagradable" episodio vivido.

Así, ha explicado que Francisco Medina, al que conocía personalmente, era una "buena persona y nada conflictivo", que residía en Charches con su esposa y sus dos hijas mayores de edad. Fueron ellas las que se pusieron en contacto con el Ayuntamiento pidiendo ayuda en la búsqueda de su padre, que el pasado lunes desapareció en condiciones "extrañas", toda vez que parecía haberse marchado de casa por la mañana en dirección al trabajo sin vehículo y desde entonces no habían podido localizarlo, indica el regidor.

No fue hasta este viernes cuando agentes de la Guardia Civil hallaron en una cochera propiedad de la familia, situada en el paraje Rambla del Agua a las afueras del municipio, algunos restos biológicos que les permitieron localizar posteriormente el cuerpo sin vida del hombre a varios metros, "tapado" y con heridas de "un disparo de escopeta". Esa misma noche, los agentes de la Benemérita se llevaron detenida a la mujer de la víctima.

En la mañana de este sábado han continuado las actuaciones por parte de la Guardia Civil en el lugar, manteniendo la zona acordonada, mientras la mujer de la víctima detenida se encuentra en dependencias de la Benemérita a la espera de pasar a disposición judicial.