Publicado 01/03/2021 11:49CET

Los hosteleros de Lugo reclaman "más claridad" en la normativa de apertura de locales tras el alivio de restricciones

Dos personas conversan frente a un bar con las persianas bajadas en el municipio de Guitiriz, Galicia.
Dos personas conversan frente a un bar con las persianas bajadas en el municipio de Guitiriz, Galicia. - Carlos Castro - Europa Press

LUGO, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Lugo, Cheché Real, ha demandado "más claridad" en la normativa de apertura de este tipo de establecimientos tras el alivio de restricciones en el marco de la pandemia por la Covid-19.

Así, ha explicado que el pasado viernes, cuando se aliviaron las restricciones en zonas como Lugo, "hubo algún problema de interpretación de la norma". "Y nosotros ya cursamos correos ese mismo viernes para decir que había que tener el cien por cien de las mesas montadas (terrazas) e inutilizadas al cincuenta por ciento", ha comentado, una circunstancia que ya se corrigió el sábado.

Cheché Real ha protestado porque "salen normas, DOG, boletines, que salen de un día para otro y hay que interpretarlas". "Y nosotros venimos interpretando normas y boletines desde el 14 de marzo", ha abundado, del pasado año.

También ha llamado la atención por los aforos interiores, al 30 por ciento, y así destaca que "si hay un establecimiento con tres meses solo se puede usar una y si en esa mesa hay una sola persona y se sienta no puede entrar más".

Por ello, Real ha advertido que "son cinco veces menos de ingresos de lo que se podía tener". "Esto a nosotros económicamente no nos soluciona nada, todo lo contrario porque hay establecimientos con aforos importantes que tienen que abrir a pérdidas", ha lamentado.

"Lo que vemos es que hay mucha ilusión por parte de los empresarios y de la ciudadanía y encima el fin de semana acompañó el tiempo. Tenemos que cuidarnos mucho, no se trata de multas o sanciones económicas, el problema es de la contaminación porque si suben los casos de transmisión nos vuelven a cerrar a todos y esto no se puede permitir porque sería catastrófico", ha concluido.