Seguir la ruta de la vendimia, un plan perfecto para viajar en otoño

Actualizado 28/09/2017 14:07:07 CET
Bodegas cepa
BODEGAS CEPA

MADRID, 28 Sep. (EPTURISMO) -

Septiembre es el mes de la vendimia, el momento para pasear por los viñedos y descubrir sus tonalidades ocres que nos acercan al inicio del otoño. Los amantes del vino pueden disfrutar ahora del mejor momento para recorrer España visitando algunas de las numerosas bodegas españolas que abren sus puertas estas semanas para enseñar los secretos del vino.

El otoño es la mejor época para seguir las rutas del vino

Si buscas emociones fuertes y no tienes miedo a volar, nada mejor que descubrir los viñedos de La Rioja desde las alturas. Bodegas Muga ofrece la oportunidad de hacerlo con un viaje en globo aerostático que permitirá desde ver amanecer sobre los viñedos, hasta realizar una visita a sus parcelas para conocer la cosecha de primera mano.

Se puede visitar en globo, o en 'segway'

Los menos aventureros también pueden hacer la visita en 'segway', un medio de transporte ligero que emite cero emisiones, una ruta en la que además de conocer sobre el terreno cómo se hace el vino, se podrá disfrutar de un picnic en uno de sus viñedos antes de regresar a la bodega para conocerla y disfrutar de la cata de algunos de sus vinos.

En Olite, capital del vino de Navarra, Bodegas Marco Real apuesta en esta vendimia por abrir las puertas de su bodega para visitar La Sala de los Aromas, la más completa de toda España, ya que cuenta con 46 aromas, identificados, estructurados y ordenado. Una visita para aprender a distinguir los aromas que diferencian a cada vino.

Bodega Pirineos propone maridar su vino con tomate rosa de Barbastro

En el Somontano, Bodega Pirineos propone a sus visitantes, además de visitar la bodega, un maridaje gastronómico con el tomate rosa de Barbastro como estrella y que acompañará la degustación de tres de sus vinos (el Alquezar Rosado, el Pirineos Gewüztraminer y con Pirineos Tinto Roble, el tinto de alta gama más premiado de la bodega).

También junto a los Pirineos, en un enclave único y rodeado de pequeños pueblos tradicionales, se puede visitar la bodega y los viñedos de Viñas del Vero, que para la vendimia organiza visitas especiales en las que se podrá descubrir todo el proceso de elaboración de vino, desde la recogida de la uva a la fase de prensado y obtención del mosto y que concluye con una cata maridada de tres vinos.

Los más aventureros podrán apuntarse a la experiencia Secastilla, un enclave excepcional del Somontano que tiene unas condiciones bien diferenciadas para el cultivo de la vid por su especial microclima mediterráneo. El recorrido por el viñedo se realiza en 4x4, degustación en la viña, acompañando de productos típicos y, para finalizar, a la hora del almuerzo, el restaurante Las Torres, con una estrella Michelin, servirá en la Bodega Blecua un exquisito menú.

A sólo 6 kilómetros de Sant Sadurní d'Anoia, los apasionados del cava podrán visitar en vendimia Vilarnau, una pequeña cava artesanal y vanguardista. Sus viñedos están rodeados de un atractivo bosque mediterráneo de pinos, encinas y robles, lugar donde llega la benigna influencia del mar Mediterráneo, mientras que al norte se recorta la emblemática silueta de la montaña de Monserrat, que protege los viñedos de los vientos más fríos procedentes del Pirineo.

La bodega de Vilarnau está diseñada por Luis González y el interiorista Antoni Miró

La bodega, inaugurada en 2005, cuenta con un diseño moderno del arquitecto Luis González y el interiorista Antoni Miró, que logra adaptarse perfectamente al entorno y hace que Vilarnau resulte un lugar único para quienes la visitan. En septiembre y octubre, coincidiendo con la vendimia, además de visitar los viñedos y la bodega, se podrá sentir de primera mano el pisado de uvas con los pies, apto para todas las edades.

Si quieres recoger la uva desde la cepa y luego pisarla para luego saborear y disfrutar del mosto, Cepa 21 te brinda esa oportunidad en su vendimia hasta el 15 de octubre. La bodega vallisoletana abre sus puertas para que todos los amantes del vino descubran el proceso del vino y hacerlo en un moderno edificio integrado sobre un manto de viñedos de vívidas tonalidades.

¿Paseo en bicicleta y picnic? Es uno de los planes que ofrecen para vivir una vendimia diferente desde Finca Villacreces (DO Ribera del Duero), donde se hace el reconocido Pruno. Nada mejor que recorrer en bicicleta eléctrica unos viñedos, que se sitúan en un entorno natural único entre el Duero y un bosque de pinos centenarios, para con una cesta de picnic conjugar vino, gastronomía y naturaleza.

Por su parte, en pleno corazón de la Rías Baixas, Mar de Frades, recibe a sus visitantes con su arquitectura vanguardista, enclavada en un entorno natural en plena 'milla de oro del Albariño'. La casa del albariño muestra todo su esplendor en estas fechas con diferentes visitas que nos permite conocer sus caldos a su bodega o a Finca Valiñas.